Miércoles, 4 Agosto, 2021 - 18:39

La cotización de dólar libre se sostuvo en los $180,50 por cuarto día seguido

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Con una inusual estabilidad, el dólar libre cotizó este miércoles a $180,50 para la venta por cuarto día seguido. El precio del billete en el circuito informal mantiene una suba de solo 8,7% a lo largo de 2021, muy alejada de la tasa de inflación, que se aproxima a un 30% acumulado desde el arranque del año.
 
Desde hace cinco meses que no se registraba una seguidilla de precios invariables para el dólar “blue” como la presente, cuando la divisa permaneció fija en los $144 durante cuatro ruedas, entre el 16 y el 19 de marzo.
 
El dólar mayorista ascendió dos centavos, a $96,83, para anotar un incremento de 15,1% en lo que va de 2020. La brecha cambiaria con el dólar libre alcanza el 86,4%, aún en zona de máximos desde octubre pasado.
 
Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio, destacó en el segmento de contado (spot) la “segunda jornada consecutiva con compras netas del BCRA”, después de ventas por unos USD 300 millones en la última semana de julio. “Según estimaciones de fuentes privadas del mercado, terminó la rueda con un saldo positivo de USD 45 millones, aproximadamente”, agregó.
 
Un informe de VatNet puntualizó que “un segundo semestre más difícil en materia cambiaria ya estuvo provocando respuestas de las autoridades. Se frenó el proceso de acumulación de reservas del BCRA, se aumentaron las limitaciones hacia la salida de divisas”. Acotó que la situación podría ponerse más tensa según las novedades económicas y políticas, no descartándose la acentuación del proceso devaluatorio”.
 
“A nivel cambiario, en el dólar mayorista las miradas siguen dirigidas hacia el ritmo validado del deslizamiento -ante algunos amagues de una ligera aceleración- y el saldo de las intervenciones que cuando son negativas incomodan, más allá de resultar previsible por la estacionalidad”, analizó el economista Gustavo Ber.
 
“Desde los dólares financieros se va observando un clima de tensa calma, el cual se refleja en una relativa mayor estabilidad tanto de las referencias reguladas como no reguladas, aún cuando se reconoce que el equilibrio es frágil y no resultaría sustentable post elecciones ya que en los próximos meses se acentuaría el axioma de ‘más pesos, menos dólares’”, agregó el titular del Estudio Ber.
 
Desde octubre del año pasado, el BCRA pudo acumular reservas por unos USD 4.000 millones, pero también tuvo que vender cerca de USD 2.000 millones en la Bolsa para controlar la brecha cambiaria, a través de sus intervenciones en el mercado de bonos soberanos.
 
Estimativamente, julio cerró con compras de bonos públicos contra dólares por unos USD 450 millones, -según estimaciones de GRA Consultora- para controlar la brecha, el registro más alto desde que comenzó esta operatoria tras el canje de deuda soberana, lo que consume parte del saldo favorable por la compra de divisas en la plaza de contado.
 
La entidad monetaria emprende en agosto el noveno mes seguido de compras netas en la plaza cambiaria, aunque una reducción de las liquidaciones del agro -esperable por estacionalidad- y una creciente demanda por importaciones afectará el margen para sumar reservas, tal como sucedió en la última semana de julio, con ventas oficiales del orden de los 310 millones de dólares.
 
Las reservas internacionales subieron el martes USD 6 millones y finalizaron en 42.511 millones de dólares.
 
En la primera licitación de deuda de agosto, el Ministerio de Economía logró captar un equivalente en efectivo de $146.345 millones, cifra que representa solo el 65% del importante vencimiento de la semana de 224.000 millones de pesos. Con este resultado, en 2021 el Tesoro acumuló un financiamiento neto de $311.431 millones, con lo que logró un rollover de 116 por ciento.
 
Los analistas de Portfolio Personal Inversiones consideraron que se trató de “cifras que deben mejorar para llegar a cubrir las necesidades de financiamiento de los últimos meses del 2021. Recordemos que la alternativa a financiarse con deuda significa acudir al BCRA, asumiendo mayores presiones en términos inflacionarios y cambiarios en la antesala de las elecciones legislativas”.
Fuente: 
Infobae