Viernes, 24 Abril, 2020 - 18:54

La Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales asegura que no podrán abonar sueldos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales (CONFECLISA), emitió un comunicado en el día de hoy en el que advierten de parámetros no válidos para las actividades que se realizan y anuncian que en caso de "seguir excluyendo a la Pymes de la Salud de ayudas financieras", no podrán abonar los sueldos a partir de la próxima semana.

El comunicado explicando la invalidez del parámetro aplicado por la AFIP "importe facturado", en el que expresan su ineficiencia ya que adoptó como criterio principal los importes de facturación en una comparación interanual de Marzo/Abril 2019 contra un período igual del 2020. Esto resulta "totalmente inadmisible" ya que "lo hace a valores nominales, cuando la inflación general en ese lapso supera el 48%".

Para contrarrestar este parámetro, desde la Confederación aseguran que debieran implementar el parámetro de "Nivel de Ocupación", que trata de la cantidad de internados (camas ocupadas), referido a esos períodos respectivos (magnitudes).

En resguardo del análisis, explican que "solo sería técnicamente admisibile si se comparan importes nominales que se expresan al mismo momento; esto significa que deben contemplar la variación de precios y traerlos a valors representativos de Marzo/Abril 2020. Es decir que debemos "inflacionar" el año anterior o "deflacionar" el parámetro 2020."

El gráfico demuiestra la importancia económica propia y el alto peso relativoeconómico-social en el PBI nacional. "En estos momentos estamos todos, los establecimientos y los pacientes al borde del colapso."

Con aún más pruebas, reflejan y comparan los períodos de marzo/abril 2019 y 2020, denotando así la enorme caída porcentual en todo tipo de estadística.

También resaltaron la composición de las facturas que confeccionan el ciclo de facturación al INSSJP - PAMI, abarcando estas los distintos momentos de prestación.

"Como se observa, la mayor parte de la prestación efectuada al PAMI, se cobra luego de los 90 días. A esto se le debe agregar la caída en la cantidad de atenciones, consultas y prácticas, que de acuerdo al ciclo de pago impuesto por el Instituto comenzará a afectar seriamente la continuidad de atención dentro de unos 40 días y será más grave si persisten estas condiciones."

Para desarrollar una conclusión, concretaron que la ecuación económica da negativa por una magnitud de costos superiores a facturación devengada, así como también una caída abrupta de la actividad prestacional.

"Desde CONFECLISA, reiteramos nuestra intención de trabajar y colaborar con las autoridades por nuevas y mejores políticas rectoras que ayuden a superar estos momentos difíciles.", finalizaron.