Lunes, 14 Octubre, 2019 - 14:29

La Comisión Europea pide cautela en la búsqueda de un acuerdo por el Brexit

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La Comisión Europea (CE) reconoció hoy que aún se necesita "más tiempo" para lograr un acuerdo sobre el Brexit, tras las negociaciones técnicas que mantuvieron durante el fin de semana los equipos comunitario y británico, cuestión sobre la que centró además su discurso ante el Parlamento la reina Isabel II, que reclamó una relación basada en la cooperación con el bloque.
 
Justamente el proyecto de ley del Brexit y el nuevo sistema de inmigración que sustituya a la actual libertad de movimiento de los comunitarios fueron los ejes del llamado Discurso de la Reina, sobre las prioridades del Gobierno británico.
 
Al inaugurar el nuevo curso legislativo, Isabel II, jefa del Estado británico, leyó desde el trono de la Cámara de los Lores el programa del Ejecutivo del conservador Boris Johnson, que deberá ser debatido y votado por la Cámara de los Comunes.
 
En la agenda está incluido el compromiso del Ejecutivo de que el Reino Unido salga del bloque europeo el 31 de octubre y el de garantizar los derechos de los comunitarios que ya residen en el Reino Unido.
 
En el texto leído por la soberana, el Gobierno manifiesta su determinación de trabajar con la UE para tener una relación basada en la "cooperación" y el "libre comercio", una vez que el Reino Unido se haya marchado del bloque.
 
El nuevo modelo de inmigración estará basado en un sistema de puntos, similar al australiano, que entrará en vigor en 2021, cuando los comunitarios que lleguen al país estarán sujetos a los mismos controles migratorios que los ciudadanos de fuera de la UE.
 
El Laborismo de Jeremy Corbyn criticó el programa de Johnson, al que consideró una "treta" electoralista, dado que no cree que el Gobierno pueda durar por no tener mayoría parlamentaria tras la retirada o expulsión de unos 40 diputados "tories".
 
El Ejecutivo conservador tiene previsto debatir el proyecto de ley del Brexit si finalmente hay acuerdo esta semana con Bruselas, por lo que llamó a sesión extraordinaria del Parlamento para el sábado próximo, la primera vez que se reúne un sábado desde la guerra de las islas Malvinas en 1982.
 
La Comisión Europea pareció enfriar tanto optimismo, al afirmar que hace falta más tiempo para las negociaciones. "Obviamente, necesitan más tiempo. ¿Cómo terminará todo esto? Bueno, veamos en un par de días, no lo sé", remarcó la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström.
 
Ayer, después de las conversaciones técnicas, la CE aseguró en un comunicado que queda "mucho trabajo por hacer", pero calificó de "constructiva" la discusión.
 
Malmström reseñó que se mantienen las "conversaciones intensivas" entre Londres y Bruselas, y subrayó que todo el equipo del negociador comunitario, Michel Barnier, está "totalmente movilizado".
 
Barnier informará mañana sobre el tema a los ministros y secretarios de Estado de Asuntos Europeos del club comunitario, que se reunirán en Luxemburgo.
 
Esa reunión apenas antecede a la cumbre europea del jueves y el viernes, en la que el Brexit será uno de los principales puntos de la agenda y en la que se podría debatir la posibilidad de retrasar la fecha de la salida británica, aunque el Gobierno de Boris Johnson aún no solicitó formalmente la extensión al proceso.
 
En tanto, el ministro de Exteriores irlandés, Simon Coveney, confió en que Londres y Bruselas puedan avanzar en sus discusiones, pero pidió "ser cautelosos" sobre la posibilidad de sellar un acuerdo para garantizar un Brexit ordenado.
 
"Creo que un acuerdo es posible este mes, incluso quizá esta semana, pero no estamos ahí todavía y, como dijo ayer Michel Barnier, queda mucho trabajo por hacer. Espero que podamos avanzar", subrayó el irlandés.
 
El jefe de la diplomacia irlandesa evitó aclarar si sobre la mesa Londres puso un plan para crear un régimen dual de aranceles para Irlanda del Norte -se quedaría en la Unión Aduanera británica pero aplicaría los aranceles de la UE y haría algunos reembolsos--.
 
"Cuanto menos se hable ahora mejor", remarcó el ministro irlandés, que insistió en que se trata de discusiones técnicas "en mucho detalle" y hay que "dar tiempo y espacio" para los debates.
 
La UE rechazó el plan inicial presentado por el Gobierno británico la semana pasada para eliminar la salvaguarda prevista en el Acuerdo de Retirada negociado con el anterior Ejecutivo de Theresa May para evitar la vuelta a una frontera rígida en Irlanda.
 
Este contemplaba mantener a Irlanda del Norte en el mercado interior si el Gobierno y Asamblea norirlandesas estaban de acuerdo pero sacarle de la Unión Aduanera pero limitar en todo caso los controles aduaneros, que nunca se harían en la frontera.
 
Aún en medio de esa incertidumbre, el ministro británico de Economía, Sajid Javid, anunció que presentará el presupuesto del Estado el 6 de noviembre, posiblemente el primero tras la salida de la UE si se cumple la fecha fijada.
 
"El 6 de noviembre voy a presentar el primer presupuesto del Reino Unido después del Brexit, exponer nuestro plan, dar forma a nuestra economía y llevar a cabo una revolución de infraestructura", señaló Javid en su cuenta de la red social Twitter.
Fuente: 
Télam