Miércoles, 23 Octubre, 2019 - 21:17

Tras ser elevada a juicio
La causa por el doble homicidio de Quitilipi volvió a la fiscalía por una serie de "irregularidades"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La requisitoria de elevación a juicio por el caso del doble homicidio en Quitilipi fue devuelta a la fiscalía por una serie de "irregularidades" que había advertido la Cámara Primera en lo Criminal de Sáenz Peña.
 
El caso, cuyas víctimas son Fátima Florencio y Magdali Romero, ocurrido en el mes de abril de año pasado había sido elevado a juicio en el mes de septiembre. Pero, luego de ser analizada en la Cámara Primera en lo Criminal donde se debía realizar el juicio, el expediente con todas las actuaciones fue remitido nuevamente a la fiscalía ya que los jueces advirtieron una serie de “irregularidades” en el mismo.
 
Así, la Cámara Primera en lo Criminal decretó la nulidad de gran parte de la causa, sin llegar a efectuar una evaluación de las pruebas, y advierten que “no se respetó el derecho de las víctimas”.
 
El delito investigado es “homicidio agravado por la concurrencia de dos o más personas” y tiene como víctimas a las jóvenes Fátima Florencio y Magdali Romero ocurrido el año pasado en la localidad de Quitilipi.
 
Por eso fue remitida nuevamente a la fiscalía, pero ya no será la fiscal Liliana Lupi la que continúe al frente de esa investigación
 
Cabe recordar que para  una de las defensas de los imputados, el abogado Carlos De Cesare dijo no estar conforme con la investigación:“Lamentablemente dejaron de investigar y descartaron numerosas hipótesis que tenían muchísimas más fuerza que este disparate que implica a mi cliente Hugo Sosa, con este hecho y ante la tozudez de los encargados de la investigación que se encerraron y no pudieron reconocer que incurrieron en un error , terminamos con la causa ahora elevada a juicio”.
 
Son tres las personas sospechadas como autores del doble homicidio, Hugo Sosa, Josué Luna y José Tevez.
 
EL CASO
 
En el mes de abril se cumplió un año desde que se encontraron en la zona rural de Quitilipi los cuerpos sin vida de dos jóvenes: Magdalí Romero, de 22 años, y Fátima Florencio, de 18. Los cuerpos estaban desnudos.
 
Magdalí y Fátima fueron halladas sin vida en una zona rural de Quitilipi el 8 de abril de 2018, luego de cuatro días de su muerte. La autopsia reveló que ambas fueron degolladas.