Jueves, 19 Diciembre, 2019 - 09:59

La campaña en las redes sociales que pide no usar pirotecnia: afecta a mascotas y personas con autismo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En los días previos a las fiestas de Navidad y año nuevo, miles de pedidos colman las redes sociales para alertar sobre los riesgos que ocasiona el estruendo, en especial a mascotas y personas con autismo, con memes y el clásico hashtag #NoALaPirotecnia.

Los activistas de esta campaña advierten que las mascotas y las personas con trastorno del espectro autista (TEA) tienen una sensibilidad auditiva muy alta, por lo que especialistas aconsejan hacer un uso “responsable” de los fuegos de artificio y otros tipos de pirotecnia.

Miles de usuarios suben las imágenes de mascotas o comparten publicaciones con diferentes mensajes en Twitter, Instagram y Facebook, por ejemplo la de un perro que sostiene un cartel con la leyenda "Lo que a vos te divierte, a mí me asusta".



Los oídos tienen capacidad para soportar ruidos de hasta 90 decibeles sin sufrir daño, mientras que un mortero llega a los 145 decibeles y una bomba de estruendo hasta 190, explicó la médica otorrinolaringóloga Stella Cuevas en un comunicado.

La especialista remarcó que las secuelas auditivas pueden ir desde un leve zumbido permanente hasta la pérdida de la audición total e irreversible.

Siempre que se decida usar esos artículos se debe pensar en las personas con trastorno autista. Su sensibilidad auditiva es muy alta, llamada hiperacusia, por lo que los ruidos generados por la pirotecnia pueden alterarlas de manera notable, advirtió Cuevas.

En cuanto a las mascotas, que tienen el aparato auditivo mucho más desarrollado que los seres humanos, sufren agitación, palpitaciones y mucha sed, y el temor que sienten con los ruidos puede hacer que quieran escaparse, con el peligro de sufrir accidentes o incluso perderse.