Viernes, 1 Mayo, 2020 - 21:34

La Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia extiende la feria extraordinaria hasta el 10 de mayo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Las integrantes de la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia, María Delfina Denogens –Presidenta– y Rocío Alcalá –Vicepresidenta–, firmaron este jueves un nuevo Acuerdo Extraordinario extendiendo la feria extraordinaria hasta el 10 de mayo. Ello en consonancia con lo dispuesto por la Acordada N° 13/20 de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

A través de la que se encomendó a los distintos tribunales nacionales y federales que tengan a su cargo la superintendencia de cada fuero o jurisdicción, que designen las autoridades de feria para atender los asuntos que no admitan demora y dispuso la posibilidad de ampliar las materias a ser consideradas por los mismos, concediéndoles facultades para adoptar medidas pertinentes para adecuar el funcionamiento de los tribunales dy garantizar la prestación del servicio de justicia, arbitrando las medidas tendientes a la protección de la salud del personal.
 
En tal sentido, las camaristas señalaron en el Acuerdo que ante la prolongación en el tiempo de la situación de emergencia nacional y de esta provincia en particular, "deviene necesario y razonable conjugar el debido aislamiento preventivo dispuesto por las autoridades nacionales y locales, con la necesidad de asegurar el debido proceso que se integra con el derecho a la obtención de resoluciones en tiempo razonable". 
 
En ese contexto dispusieron que, "previa verificación de las causas en trámite en cada una de las cinco Secretarías de dicha Cámara, se proceda a viabilizar el tratamiento de aquellas que quedaron pendientes de resolución y que deben –por su naturaleza–, ser priorizadas. Ampliando así en forma gradual las cuestiones a tratar, con miras a una normalización funcional".
 
Por lo demás el Tribunal estableció la designación de todas las autoridades y funcionarios, quienes serán asistidos por personal que prestará servicio en las modalidades presencial y remota, sin perjuicio de la ampliación de la convocatoria en virtud de las necesidades que pudieran surgir.
 
En el caso particular de los Juzgados de primera instancia de esta jurisdicción –Resistencia, Sáenz Peña, Formosa y Reconquista– dispuso que el incremento de actividades deberá producirse conforme con la situación sanitaria de cada localidad. Para el presente período estarán de turno los magistrados Enrique Bosch (Juzgados Federales de Resistencia N° 1 y 2), Pablo Morán (Juzgados de Formosa N° 1 y 2) y Miguel Aranda (Juzgados de Presidencia Roque Sáenz Peña y Reconquista –Santa Fe–).
 
COMUNICADO DE LA JUNTA DE PRESIDENTES DE LAS CÁMARAS NACIONALES Y FEDERALES
 
La Junta presidida por el camarista federal de Comodoro Rivadavia, Javier Leal de Ibarra, explicó en un comunicado que “acorde a los propósitos para los que ha sido constituida –entre los que se encuentra poder contribuir con la comunicación que la ciudadanía merece en un Estado Republicano de Derecho– hace saber por este medio, que no sólo resulta preocupante sino totalmente infundado, suponer que desde la vigencia del aislamiento social preventivo y obligatorio –dispuesto mediante Decreto de Necesidad y Urgencia 297/2020 del Poder Ejecutivo Nacional– uno de los tres Poderes del Estado, como lo es el Poder Judicial de la Nación, hubiera dejado de funcionar, privando a la ciudadanía precisamente en estos tiempos de crisis, de una de sus actividades esenciales, como lo es la administración de justicia”.
 
La Junta agregó que “en este sentido, es sabido que como consecuencia de la emergencia sanitaria nacional y la declaración de la pandemia del Coronavirus (COVID 19), la medida de aislamiento dispuesta por las autoridades del Ejecutivo Nacional desde el 20 de marzo –sucesivamente prorrogada hasta el 10 de mayo– ha obligado al Poder Judicial de la Nación a adaptarse a esas medidas restrictivas de circulación, como forma de contribuir con la contención y de evitar la propagación de la enfermedad”.
 
“Así, las razones de salud pública que justificaron su dictado, en momento alguno representaron la paralización de la actividad judicial, pues al mismo tiempo se fueron implementando e incrementando –a partir de las directivas de la CSJN y en virtud de los reglamentos y acordadas que cada Cámara Nacional o Federal adoptó– diversas reglas de trabajo, tales como la de permitir y habilitar el trabajo remoto del personal judicial; la utilización de las firmas digital y electrónica; el avance en la digitalización de los expedientes judiciales, eximiéndose de la presentación del soporte papel, contando para ello con la asistencia permanente del Consejo de la Magistratura; además de autorizar la concurrencia y la celebración de acuerdos por medios virtuales o remotos y de establecer un procedimiento para la recepción de demandas, interposición de recursos directos y recursos de queja, de manera totalmente virtual; herramientas éstas que permitieron que lejos de paralizar la justicia durante este tiempo, se exigiera un máximo esfuerzo y constante atención de todos aquellos casos que no admitían demoras. Celebrándose incluso audiencias a distancia, por videollamadas o videoconferencias”.
 
Y concluyeron que “estamos convencidos que el Poder Judicial debe acompañar las políticas públicas que se dictan a nivel nacional en la lucha contra el avance de la pandemia, y somos conscientes que debemos encarar el desafío institucional de incrementar el número de materias y casos que sea posible atender”.

Notas relacionadas