Martes, 12 Mayo, 2020 - 19:39

La Cámara de la Construcción analizó la situación del sector en el marco de la pandemia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La actividad de la construcción es uno de los rubros más afectados por la cuarentena que provoca el Covid-19. 
 
Como parámetro de esto, INDEC publicó el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) que en marzo de 2020 registró una caída de la actividad de un 47% respecto del mismo mes del año anterior. Desde el sector esperan que estas cifras sean aún más desalentadoras con los números de abril. 
 
El presidente de la Cámara de la Construcción, Iván Szech, afirmó que “nuestro sector ya venía perdiendo 110.000 empleos en los últimos 4 años, pasando de 450.000 a 334.000 a febrero de este año. No teniendo marzo y abril aún, podemos decir que estamos tocando el piso, no todavía en las estadísticas, pero si en la práctica”.
 
Luego de solicitudes, encuentros y negociaciones entre el gobierno y el sector, se fueron reactivando obras en nueve provincias siguiendo protocolos de prevención sanitaria. 
 
Al respecto de esta situación, el presidente de la Delegación Chaco de la Cámara de la Construcción, Mauro Guidini, manifestó que el sector en la provincia “ha sido parte activa de las gestiones realizadas a nivel nacional por nuestra sede central y, en el ámbito local, lastimosamente tenemos la triste situación de los indicadores en los últimos años de caída rotunda del empleo que generamos, estando antes de la cuarentena, por debajo del 30% de valores registrados continuamente hace más de cuatro años”. 
 
Remarcó que “la gran mayoría de nuestro rubro está sin actividad y sin poder cobrar sus acreencias tanto de los organismos públicos, como del privado en algunos casos. Ante este abanico de situaciones, hemos solicitado al gobierno que contemple en la medida de lo que sea factible, soluciones que cubran los distintos aspectos que permitan auxiliar a las empresas”. 
 
“Hemos hecho propuestas para la reactivación de las obras privadas y nos encontramos armando con la UOCRA un protocolo para nuestra provincia, similar al logrado a nivel nacional. Estamos trabajando con la cámara central para evaluar el impacto en el costo de las obras este plus de seguridad a contemplar, como la incidencia en el tiempo de trabajo, que estiraría los plazos contractuales”, detalló.
 
En lo referido al futuro, Szech dijo que “podemos pensar que el Gobierno le quiere dar una importancia relevante a la obra pública, como base de generación de crecimiento económico. Creo que la obra pública va a ser un factor fundamental en la actividad y tenemos mucha expectativa puesta después de esta pandemia, que se debe reflejar en inversión y presupuesto obviamente”.
 
En la misma línea, Guidini expresó que “de acuerdo a anuncios tanto del Gobierno Nacional, como el Provincial, las expectativas a futuro son positivas y sabemos que contamos con un gobierno provincial que hace de la obra pública uno de los ejes principales de sus acciones”.
 
“Hemos tenido encuentros con el Gobernador y gente de su equipo donde se le plantearon cosas preocupantes de la realidad del sector con pedidos de adopción de medidas que permitan paliar la crisis financiera generada por la situación descripta, como así también se le acercaron distintas propuestas de trabajo en conjunto, proyectos de obras e inversión que con el apoyo correspondiente del Gobierno”, concluyó.