Miércoles, 18 Marzo, 2020 - 16:28

La apoderada de Evo Morales denuncia que "solo los indios" están presos en Bolivia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La apoderada del ex presidente de Bolivia Evo Morales, Patricia Hermosa, afirmó que es objeto de persecución política y discriminación étnica e ideológica en la prisión en la que permanece encerrada sin condena desde hace casi dos meses.

"Solo los indios estamos en la cárcel", reflexionó la abogada y ex jefa de Gabinete, y sostuvo que al igual que la ex presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE) María Eugenia Choque, detenida en la misma unidad, sus encierros sin condena no se resuelven porque son indias.

"Con Eugenia lo hablamos a diario, hay discriminación por género, etnia, clase; además, por razón ideológica", dijo Hermosa, quien se mostró confiada en que esto sea "solo un mal sueño" y pronto pueda acceder a la Justicia.

En una entrevista publicada hoy por la web feminista Marcha.org, la abogada, de 35 años, contó que se encuentra privada de su libertad, básicamente, por mantener conversaciones telefónicas con Morales y afirmó que le tendieron una trampa.

En su relato, señala que en los primeros días de lo que consideró "golpe de estado", asesores de la autoproclamada presidenta interina, Jeanine Añez, la invitaron a ingresar a la residencia oficial para que retirara las pertenencias de Morales.

Esas conversaciones, sumadas a sus tareas de apoderada, fueron usadas en su contra.

Hermosa, privada de su libertad y del derecho a la defensa en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes, al sur de La Paz, está siendo acusada de "terrorismo, sedición y financiamiento al terrorismo".

"Me detuvieron para que amplíe una declaración pero nunca he tenido una audiencia", denunció desde el encierro.

Su periplo comenzó el 31 de enero, cuando llegó a La Paz para registrar la candidatura de Morales a senador para las elecciones del 3 de mayo próximo.

Policías de civil la retuvieron, le preguntaron sobre la documentación que llevaba y al día siguiente, antes de presentar la candidatura, fue detenida preventivamente por orden de un juez.

"Me preguntaban acerca de la documentación que tenía y al día siguiente me habían robado los documentos. Me quitan los documentos para que (Morales) no pueda ser candidato", aseguró.

Desde el momento de su detención, jamás le otorgaron el pedido de ampliación de la declaración testimonial y en dos ocasiones le fue negada la prisión domiciliaria, dado que para la fiscalía hay "riesgo de fuga" debido a que en su información migratoria figuran dos viajes realizados mientras era funcionaria de Bolivia.

Fuente: 
Télam