Miércoles, 29 Enero, 2020 - 09:55

La angustia de un patovica de “Le Brique”: “Fernando no se pudo despedir de la mamá”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El hombre trabajaba en el boliche la noche en que un grupo de rugbiers asesinó a Fernando Báez Sosa. Le tocó sacar del boliche a uno de los jóvenes.
 
En Crónicas de la Tarde, programa emitido por Canal 13, Cristian, patovica de Le Brique, se quebró al aire al recordar el crimen del joven Fernando.
 
“Nosotros intentamos dialogar con los jóvenes y calmarlos desde el primer momento”, comentó sobre los rugbiers.
 
Además, recordó que la pela entre los rugbiers y el grupo de Fernando Báez Sosa comenzó cerca de las 4:30. “Decidimos sacar a una persona cuando se vuelve peligrosa para el entorno”, dijo sobre su forma de trabajo.
 
 
Cristian se acercó al foco de la pelea dentro del boliche y “al llegar, vi cómo al primero que sacaban era a Fernando, que se retiró sin causar problemas por la puerta de seguridad”. Posteriormente “agarré a uno de ellos, que se llama Matías Benicelli, y traté de calmarlo. Pero, al soltarlo, enseguida salió a pegarle a otros dos pibes”.
 
Acto seguido, siempre según el relato del patovica, “apareció Máximo Thomsen, me puso una mano encima y me dijo ‘a él no lo sacás'”.
 
El momento de angustia se dio cuando Cristian analizó la situación: “Me da mucha bronca, porque son unos cagones que no tienen dignidad. No sé dónde estuvieron los padres de esos hijos. Me pone mal de verdad, porque hoy una mamá tiene que enterrar a su hijo”.
 
“Siento impotencia. Yo tenía que haberme quedado afuera. Y en los medios dicen que la seguridad era cómplice, y no es así”, aseguró.