Lunes, 9 Marzo, 2020 - 10:31

Investigadores de la UNNE identifican una leguminosa forrajera tolerante a las bajas temperaturas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Un proyecto de mejoramiento genético de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE identificó y seleccionó genotipos de la especie forrajera Stylosanthes guianensis (Stylo) que sobreviven a bajas temperaturas, además de presentar buenas características desde el punto de vista productivo. Es la primera leguminosa forrajera adaptada a suelos pobres seleccionada para el subtrópico argentino.

En el área ganadera del subtrópico argentino la alimentación de los rodeos proviene principalmente de gramíneas (pastos) megatérmicas nativas o cultivadas. Si bien, las gramíneas megatérmicas producen adecuadas cantidades de forraje, su valor nutritivo en general es bajo durante gran parte de su ciclo.

El valor nutritivo de las leguminosas (plantas con legumbres), generalmente, es muy superior a las gramíneas y el cultivo de leguminosas permite mejorar el aprovechamiento de las gramíneas como resultado de un mejor balance en la dieta.

El nitrógeno es el nutriente más deficitario en ambientes agropecuarios, por lo que la incorporación de leguminosas a la producción animal constituye un factor decisivo para el uso más eficiente de los recursos naturales debido a que las mismas fijan el nitrógeno atmosférico en asociación simbiótica con bacterias.

Pero las leguminosas presentes en el mercado (alfalfa y tréboles) son en su mayoría, adaptadas a climas templados, o suelos bien provistos de nutrientes. Por otro lado, las leguminosas presentes en los pastizales del norte argentino son poco vigorosas, desapareciendo generalmente de los campos en pastoreo.

En ese contexto, Stylo es una especie de gran importancia forrajera en los trópicos, teniendo bajos requerimientos de fósforo, además, tiene buen valor nutritivo comparado con otras especies tropicales.

En Corrientes, en estudios previos se han evaluado algunos de los cultivares comerciales, observándose una buena producción media. Sin embargo, durante el invierno se produce la muerte de las plantas debido a las bajas temperaturas.

Por ello, desde la Cátedra de Forrajicultura de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE se consideró factible incorporar Stylo a un programa de mejoramiento genético, con la finalidad de obtener genotipos que sobrevivan al invierno y se comporten como perennes, manteniendo las características productivas de la especie.

Se puso en marcha una investigación con el objetivo de identificar y seleccionar genotipos deseables a partir de progenies segregantes (F2), provenientes de la hibridación de cultivares comerciales de Stylo.

Para ello se dispuso de un total de 390 plantas a campo, distribuidas en un diseño en bloques completos al azar con 3 repeticiones. Se realizaron mediciones relativas a la producción primaria, altura de plantas y diámetro, susceptibilidad a las enfermedades, tolerancia al frío y producción de semillas, como así también a observaciones del hábito de crecimiento y porte de la planta.

Los resultados permitieron identificar genotipos altamente favorables desde el punto de vista de la tolerancia al frío principalmente, logrando sobrevivir al invierno un total de 15 genotipos F2, pertenecientes a 8 familias.

"Los resultados dan un indicio de la factibilidad de la técnica de mejoramiento empleada" explican los investigadores a cargo del estudio, Dra. Elsa Andrea Brugnoli y el Dr. Carlos Acuña.

En relación a las variables medidas, en algunos genotipos híbridos y padres, se pudo observar una alta tolerancia a antracnosis, enfermedad de primera importancia para el cultivo de Stylo.

En cuanto a la sobrevivencia al frío, se midió registrando el número de plantas que logró brotar luego del invierno, iniciándose las mediciones en agosto, hasta establecerse el número final de sobrevivientes en octubre.

En conclusión, se logró identificar genotipos, de origen híbrido, que sobrevivieron a las bajas temperaturas del invierno, además de presentar buenas características desde el punto de vista forrajero y tolerancia a enfermedades.

El grupo de investigadores de la Cátedra de Forrajicultura (FCA-UNNE) avanza actualmente en proyectos para la multiplicación de ejemplares, con el fin de poder transferir los genotipos identificados al sector productivo para su implantación en establecimientos agropecuarios.

El objetivo es lograr la comercialización de los genotipos en el área subtropical de Argentina, teniendo en cuenta el potencial para la mejora de la producción ganadera que implicaría la inclusión de una leguminosa adaptada a suelos pobres, como Stylo.

Incluso, ocho de estos nuevos genotipos ya fueron llevados a Australia por la empresa PGG Wrigthson para su evaluación en la región norte de dicho país, donde ya se comercializa la especie. Los mismos han pasado el proceso obligatorio de cuarentena y ya han sido sembrados a campo.