Lunes, 1 Junio, 2020 - 18:30

Insólito: en La Verde un trabajador robó más de 10 metros de cable de teléfono por una deuda salarial

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Mediante tareas de investigación, este lunes se logró esclarecer el robo de un cable de telefonía, el cual fue sustraído desde una antena que se encuentra en la localidad de La Verde y que habría sido objeto de robo por la deuda que una empresa mantendría con un trabajador, quien fue descubierto, aunque no quedó detenido. 
 
Atendiendo a los sucesos, la división Delitos Contra la Propiedad de la Policía del Chaco se dirigió a la jurisdicción de La Verde, donde se dio inició a las tareas de investigación para esclarecer el robo del cable que tendría una alta cotización en el mercado. 
 
Mediante un rastrillaje de testimonios, los oficiales concluyeron que un automóvil que portaba el logo de una reconocida empresa habría ingresado a la zona cerca de las 14:00 horas, y que casi dos horas más tarde fue visto en viaje a la localidad de Resistencia, por lo que se pudieron obtener datos principales del vehículo y su conductor. 
 
Al cotejar la información del automóvil con la flota registrada de la empresa se pudo corroborar la existencia del que habría sido objeto de carga a lo robado, ante lo cual un grupo de efectivos se apersonaron en el lugar donde mediante diálogo con los trabajadores, se pudo conocer que un hombre de 39 años con residencia en una localidad de Santa Fe sería el único que se hallaba a esa hora en el lugar, ya que duerme ahí por no poder regresar a su provincia por las restricciones de circulación. 
 
De esta manera, y luego de contrastar la versión de encargados y otras fuentes que habrían descripto al sujeto durante el robo, se procedió a tomar declaración al principal sospechoso, quien mediante una serie de contradicciones en su relato se conoció que mantiene una deuda de $14.000 con la empresa que lo contrata, por lo cual se dirigió hacia La Verde para cometer el ilícito en contrapuesta a la deuda económica. 
 
Continuando con las diligencias se conoció que el cable robado fue segmentado y vendido en la zona de la “Chacarita” a un precio de $7.000, por lo que el operativo se trasladó hasta la zona de la transacción, donde se secuestraron 39 tubos corrugados de cobre con 3,5 metros cada uno, al igual que el dinero percibido por el trabajador quien cometió el delito, quien fue notificado del expediente sin quedar detenido.