Miércoles, 12 Agosto, 2020 - 18:00

Incendios rurales: aseguran que los daños del tendido eléctrico podrían ser de un millón y medios de pesos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
En unas últimas semanas marcadas por los incendios rurales que generaron graves pérdidas en tendidos eléctricos y postes de luz, el gerente técnico la Cooperativa de Provisión de Servicios Energéticos La Unión Limitada y Otros Servicios Públicos (CELUL) Luis Trinastik aseguró que esta situación “se ha vuelto más dramática en los últimos días”, y comentó están “preocupados” ante una posible falta de lluvias en las próximas dos semanas para solucionar la problemática.  
 
“Durante el mes de julio eran aislados los focos, pero durante la primera la semana de agosto tomó tal intensidad que se han generado múltiples focos de incendios”, comentó Trinastik, y agregó que hasta el día de ayer “hemos verificado la pérdida de 470 mil pesos”. “Si los primeros días estamos teniendo 500 mil pesos de perdida, estamos pensando que para fin de mes vamos a estar en pérdidas materiales de un millón y medio”, indicó. 
 
En esa línea, detalló que las perdidas no sólo se tratan de los postes de madera, sino también los cables que caen sobre pastizales incendiados y se inutilizan. “En algunos casos tenemos que reemplazar 300, 400 metros de conductor de una aleación especial, la cual enseguida se inutiliza porque son conductores muy livianos por ese tipo de aleación y sufren mucho la acción del fuego”, explicó, y agregó que "hasta ahora hemos tenidos problemas con tres transformadores que ha caído el poste, pero podían haber sido muchos más”. 
 
Frente a la situación, remarcó que la extensión de los terrenos provoca que siempre se llegue tarde a sofocar las llamas, “cuando llegamos la situación ya está declarada y hay pocas posibilidades de evitar que ocurra el colapso de las líneas”, y explicó que “estamos trabajando con un poco de demora y hay gente que esta hasta dos días sin luz en estas últimas semanas”. 
 
Otro de los obstáculos que plantea es la necesidad de encabezar las tareas con equipos reducidos, “se está trabajando con las lógicas que impone la emergencia sanitaria”, indicó, y explicó que “la cooperativa tiene un protocolo muy estricto en el cual los diferentes grupos no pueden mezclarse entre ellos. Si llegáramos a tener un contagio y tenemos que cerrar y aislar a todas las dotaciones, lo usuarios en lugar de estar dos días sin luz como está ocurriendo ahora, van a estar dos semanas sin luz hasta cumplir el plazo correspondiente que se impone para estos casos”. 
 
A su vez, resaltó que “el clima tampoco ha ayudado mucho a esta situación, ya que se ha notado viento norte caliente, rotaciones del viento del este, viento intenso del sur, y estamos previendo de que esta situación se prolongara unos 15 días más”, ante lo cual destacó que están esperando el arribo de precipitaciones y el último impacto del frío, aunque subrayó que “lo que más nos preocupa en los próximos 15 días que no estamos viendo una situación lluvia que contribuya a que disminuya este tipo de problemática”.