Miércoles, 23 Septiembre, 2020 - 14:36

Incendios en Córdoba: Damián de Santo se quebró al contar cómo salvó su casa de las llamas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El actor Damián de Santo (51) habló con el noticiero de Telefe horas después de que se lo viera en Villa Giardino combatiendo cara a cara con uno de los numerosos focos del incendio forestal que afecta a la región del valle de Punilla, en Córdoba.

El actor vive allí desde hace 19 años junto a su esposa Vanina y sus dos hijos, Joaquín Camila, cuando construyó su casa y montó una serie de cabañas con fines turísticos buscando un cambio de vida lejos de Buenos Aires.

Pero la belleza de este paraíso ubicado en el corazón de la provincia en las últimas semanas se convirtió en un infierno con el avance de las llamas en distintas localidades de la zona, como Villa Carlos PazCosquínCapilla del Monte y La Cumbre.

Testimonio de ello lo dieron las imágenes que trascendieron este martes 22, con Damián luchando ante el fuego, con mangueras y una hidrolavadora, desde los límites de su terreno.


Foto: Ariel Luna.

"La verdad que estoy agotado, muy cansado pero pudimos salvar nuestra propiedad. Algunas casas se quemaron", comenzó diciendo Damián en su charla con Telefe Noticias (Telefe, lunes a viernes a las 20).

"La velocidad con la que el fuego avanza y no lo podés detener es increíble. Sentís que es como un soplete gigante donde empieza a trinar todo lo que va quemándose, y no hay manera de detenerlo hasta que te entregás. Y cuando el fuego sobrepasa tus posibilidades tenés que dejar que se te queme todo de manera muy triste", relató el actor.

Con el rostro todavía enrojecido y señales del desgaste físico en sus gestos, Damián quiso destacar el trabajo de sus vecinos. "La solidaridad de la gente, hemos tenido 200 personas acá en el complejo con baldes y mangueras tratando de sofocar el fuego. Lo hemos logrado con ellos y con un piloto arriesgado del avión hidrante que nos tiró agua encima de casa porque sino hoy me quedaba sin casa y sin cabañas", señaló.

"Como había calle de por medio uno sentía que el fuego no podía llegar de un lado al otro. Pero las chispas y el viento hacen un trabajo contrario al tuyo. Entonces tratamos de sofocarlo... Los bomberos no dan abasto porque hay muchos focos", siguió diciendo Damián ante las preguntas de Rodolfo Barili y Cristina Pérez.

Allí agregó: "Otra cosa que te pone muy nervioso es el griterío, porque a la gente le ha llegado el fuego hasta la puerta de su casa, que son de tronco o material en seco. El aire es irrespirable, por momentos sentís que te estás ahogando pero le ponés pilas y luchás contra ese fuego, que deja un desastre".

Ante la adversidad, Damián dio todo con tal de que su proyecto familiar no se consuma en cenizas. "Cuando tus cosas están en riesgo arriesgás tu vida de manera inconsciente. Es tanta la adrenalina que te genera la situación que sentís que todo lo vas a perder, que todos tus ahorros, tus sueños, se van a calcinar en pocos segundos... Ahí metés el cuerpo y no sentís dolor, cansancio ni sed. No tenés ninguna sensación que te haga claudicar en combatir el fuego", explicó el actor, todavía afectado por lo que le tocó vivir.

En otro momento del reportaje, Damián contó que los vecinos que se acercaron a ayudarlos lo hicieron desde pueblos ubicados a 40 o 50 kilómetros de distancia. Juntos hacían cadenas de baldes para arrojarle agua a la lengua de fuego que los mantuvo en vilo durante buena parte del día.

"Es como un combate cuerpo a cuerpo con el fuego y no le tenés miedo ni te achicás hasta que el sentido común te lleva a que no lo podés combatir y lo abandonás", describió Damián.

Si bien él no sufrió pérdidas materiales, otros vecinos de la zona no tuvieron la misma suerte. "El fuego estuvo muy cerca, tuvimos que cortar el agua y la luz así que estamos con un generador. Pero uno de los vecinos lamentablemente perdió su casa completa porque además en el intento de querer apagar el fuego le explotó una garrafa y la casa se terminó quemándose absolutamente toda", contó el también conductor.

Y en ese instante dejó una reflexión: "¿Sabés qué es lo más desesperante? Que en la lucha de querer apagar el fuego en tu lugar no podés socorrer a un vecino que lo está necesitando. Es como un accidente masivo en el que no sabés por dónde empezar. Vos estás en una situación de riesgo y no podés abandonar tu flanco".

Damián también quiso destacar el trabajo de los bomberos, que están corriendo de una localidad a la otra casi sin descansar tratando de luchar contra cada foco que va apareciendo.

"Los bomberos han hecho un trabajo tremendo, quizá falta infraestructura pero se prendieron muchas hectáreas a la vez. Sentís que nada de lo que hacés, sirve. En nuestro caso, la fuerza de todos colaboró para que hoy no tengamos pérdidas materiales pero sí lamentamos la pérdida de la biodiversidad que hay en este espacio y de la vegetación", lamentó.

Por último, Damián terminó quebrándose ante una pregunta de Cristina Pérez, quien comentó que lo veía todavía con la adrenalina de la situación y que en algún momento comprenderá lo cerca que estuvo de perderlo todo y cómo defendió el lugar que eligió en el mundo.

"Sí... Fue muy duro, sé que en algún momento voy a bajar. Amigos míos que corrieron para apagar el fuego, los bomberos, la gente... Eso es lo único que me queda de este desastre. En un punto nosotros no lamentamos la pérdida de nuestros hogares y las cabañas que tanto amamos, que son nuestro tercer hijo. Eso me va a quedar para toda la vida, es lo más emocionante de esta situación tan grave", aseguró Damián, conmovido.

"No vamos a poder dormir, estamos todos conectados con los celulares en la mesa de luz porque sabemos que esto puede volver en cualquier momento", terminó diciendo el actor. 

Fuente: 
Clarín