Miércoles, 18 Marzo, 2020 - 18:04

Imputaron al pastor que vendía alcohol en gel "milagroso" que curaba el coronavirus a cambio de $1000 pesos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La denuncia no podía quedar solo en los medios. El martes, en Intrusos, por América, mostraron imágenes en las que el Pastor Giménez le hablaba a su fieles de su iglesia y les ofrecía ungirlos con alcohol en gel para combatir al coronavirus y “vencer a la misma muerte” a cambio de un “pacto”, que no era otra cosa que una donación de mil pesos.

La situación, obviamente, indignó al conductor del ciclo, Jorge Rial, y a todos los televidentes que se hicieron eco de esta aberración y se volcaron a las redes sociales para pedir que intervenga la Justicia y que este hombre quede “preso” por lucrar con una pandemia.

Finalmente, este miércoles se conoció la noticia de que el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, a cargo de Juan Bautista Mahiques, tomó cartas en el asunto y está investigando la posible venta de los elementos que se difunden como de cura milagrosa en el Templo de Ondas de Amor y Paz, que dirige Héctor Aníbal Giménez (tal el nombre completo del autodenominado Pastor), ubicado en la avenida Rivadavia 3700, en el barrio de Almagro.

Además, la Fiscalía investiga la oferta de alcohol en gel a través de la página oficial del Templo en Facebook, por valor de un mil pesos ($ 1.000) cada uno, una cifra excesivamente mayor al valor de mercado.

La denuncia fue realizada por una abogada, que fue citada a prestar declaración testimonial por el fiscal Matías Michienzi. Allí la letrada ratificó su denuncia y expresó que en el templo del pastor Giménez se colocaban a la venta frascos de alcohol en gel, que se difunden como una cura milagrosa, a precios exorbitantes.

 

Ante la declaración, se tomaron medidas de investigación que se encuentran en desarrollo, y se imputó a Giménez por la posible infracción del artículo 208 inciso 1° del Código Penal. Dicho artículo sanciona con prisión de 15 días a un año, al que sin título ni autorización para el ejercicio de un arte de curar o excediendo los límites de su autorización, anunciare, prescribiere, administrare o aplicare habitualmente medicamentos, aguas, electricidad, hipnotismo o cualquier medio destinado al tratamiento de las enfermedades de las personas, aun a título gratuito.

Antes de que se conociera esta noticia, Giménez había hablado con el programa Informados de todo y había intentado hacer una defensa diciendo que se trataba de una sustancia “especial”, ya que tenía “nardo puro”. Y señaló que no lo vendía sino que, luego de las reuniones, sus discípulos daban sus “ofrendas” de manera “voluntaria”.

“No estábamos vendiendo alcohol en gel. Estaba por hacer la unción a mis discípulos con nardo puro. Al nardo puro lo usaron para ungir a Jesús cuando tenía que morir en la cruz. La unción se hace con la imposición de manos. Yo tengo que tocar las manos de mis discípulos y, como no se puede tocar las manos de la gente (por la pandemia del coronavirus), usé el alcohol en gel para poner en nardo puro y ungir a mis discípulos. Era solo para ellos 12″, continuó, enfatizando que fueron ellos quienes “colaboraron” luego con dinero.

Horas más tarde, Giménez discutió con Rial en Intrusos, cuando el conductor remarcó que no podía dar un mensaje tan irresponsable y decir que podía dar “una lista de la gente que con fe venció al cáncer”. Finalmente, el hombre abandonó el móvil. Y, minutos más tarde, recibió la noticia de su imputación.

Pulsa aquí para comentar en Facebook

Fuente: 
Infobae