Jueves, 6 Febrero, 2020 - 18:19

“Impuestazo”: se avecina una sesión extraordinaria con varios frentes abiertos mientras vecinos esperan soluciones

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Luego de un enero cargado de manifestaciones de vecinos autoconvocados, finalmente se realizará la tan pedida sesión extraordinaria para rever la ordenanza del “impuestazo”. Pero eso será solo el primer paso.
 
Fue Carlos Salom el que ni bien asumió a cargo de la presidencia del Concejo -situación a la que llegó reemplazando a Agustín Romero, que a su vez reemplaza en la intendencia a Gustavo Martínez porque se tomó licencia- convocó a una sesión extraordinaria con el único objetivo de tratar el “impuestazo”.
 
Habrá al menos dos proyectos. Uno del radicalismo, que propone modificar los aumentos de la ordenanza 13.258 para que no sean superiores al 46%, la media de la inflación del 2019. Otro del concejal Fabricio Bolatti, que buscará derogar la norma y constituir una comisión especial para buscar una alternativa “con el mayor consenso posible”.
 
Comúnmente son 11 los concejales de Resistencia, pero sin Romero esta extraordinaria se llevará adelante con 10 representantes, perdiendo el oficialismo una figura importante.
 
A la vez, el radicalismo logra llegar a la sesión extraordinaria teniendo a un concejal del bloque como presidente. ¿Cuál es la ventaja? El voto del presidente del Concejo es doble en caso de empate.
 
Con un cuerpo de 10 concejales, el quórum no cambia y se necesitarán seis bancas ocupadas para poder sesionar.
 
Cinco están aseguradas: los cuatro del bloque radical (Teresa Celada, Carlos Salom, Dino Ortiz y Carla Canteros), más Fabricio Bolatti del Frente Chaqueño, que también venía solicitando la realización de la extraordinaria. Podría dar quórum la compañera de bloque de Bolatti, Alicia Frías, aunque no se refirió a la problemática públicamente ni se la pudo contactar; hay que recordar que en la extraordinaria en la que se aumentó el boleto del colectivo urbano, sesión muy criticada por Bolatti, Frías participó y votó a favor.
 
Tampoco se conoce el temperamento del bloque CER. Entre las alternativas se baraja la posibilidad de que se sienten a discutir y luego a la hora de votar se levanten o bien que directamente no se presenten a la extraordinaria.
 
Pasa a ser importante el camino que tome Frías. Del lado que se ponga, estará dando quórum y la posibilidad de sesionar o estará dejando sin quórum una sesión extraordinaria que caminará hacia el fracaso.
 
“No sabemos si van a ir o no. Tenemos la esperanza de que vayan todos, los 10 concejales, para poder trabajar sobre el proyecto que presentamos y sacar un despacho sobre tablas para poder votar”, explicó a este medio la concejal Teresa Celada, presidente del bloque UCR, respecto a lo que será la sesión.
 
“Nos vamos a constituir en comisión en ese momento y analizamos y hacemos las modificaciones si hubiera que hacer”, dijo mostrándose abierta a realizar modificaciones en su proyecto con el objetivo de alcanzar una solución.
 
Celada aceptó que “el no asistir a la sesión es una posibilidad que ellos tienen, es legal y es cierta. No dar quórum es una alternativa política legal”, refiriéndose a que aún hoy, a cuatro cinco días de la extraordinaria, nada asegura que se pueda llevar adelante.
 
Además de que el aumento no supere el 46%, el radicalismo también quiere que se modifiquen las fechas de los vencimientos próximos para que la intendencia tenga tiempo de modificar las boletas y la gente tenga tiempo de pagar las boletas modificadas; y que a aquellos contribuyentes que ya hubieran efectuado los pagos con los actuales niveles de incremento, se le hagan las notas de crédito pertinentes para la devolución del dinero.
 
Desde el radicalismo admitieron que ven “muy difícil” que se puedan aprobar las modificaciones, a la vez que aseguraron que, de no tener un resultado positivo, continuarán trabajando para encontrar una salida a la situación, ya que el enojo y rechazo de la sociedad ante los aumentos de los tributos es insoslayable.
 
ARCAS MUNICIPALES
 
Ellos entienden que es necesario”, manifiestan desde la oposición sobre el pensamiento del bloque oficialista, pero añaden que “es de público conocimiento que el municipio está atravesando una situación económica muy difícil”.
 
La carga de personal que pasó a planta el año pasado es muy considerable, sabemos que va a costar mucho los servicios esenciales que la Municipalidad hace sin contar con los recursos necesarios”, analizaron ante Diario Chaco y aseguraron: “Tenemos un gremio fuerte y puede pasar cualquier cosa”.
 
Conociendo antecedentes, no sería raro que ante un resultado que le resulte negativo al Ejecutivo, se termine judicializando la cuestión, algo que dilataría mucho más los tiempos del conflicto teniendo en cuenta resoluciones judiciales, apelaciones y otros tipos de alternativas.
 
“LLAMO A LA TRANQUILIDAD”
 
Por último, Celada se mostró preocupada porque, según contó, “están fogueando mucho, están pretendiendo ir a hacer escraches a los concejales que votaron a favor”, situación por la cual llamó “a la tranquilidad y a la paz”.
 
Ese no es el camino, me parece que tenemos mil y una alternativas y no llegar a la violencia”, consideró la presidente del bloque opositor.