Viernes, 9 Agosto, 2019 - 10:38

Huawei presenta Harmony OS, su alternativa a Android

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La empresa china Huawei presentó hoy HarmonyOS, su sistema operativo (SO) propio con el que buscará reducir su dependencia de la tecnología estadounidense, tras la prohibición comercial establecida por Washington que entre otras cosas le impide seguir usando Android -de Google- en sus equipos.
 
Tras meses de rumores, en la primera jornada de la Conferencia de Desarrolladores 2019 que realiza en la ciudad de Dongguan Huawei la empresa dio a conocer el SO que vendrá instalado en una gama diversa de productos, desde televisores hasta autos, computadoras y otros aparatos con conexión a Internet.
 
Richard Yu, CEO de Huawei, aseguró que algunas de las características de HarmonyOS ya se habían implantado en algunos de sus teléfonos inteligentes de alta gama, aunque aclaró que el primer producto que se comercializará con esta plataforma es un televisor de su segunda marca, Honor.
 
"HarmonyOS es completamente diferente de Android e iOS. Es un sistema operativo distribuido basado en microkernel que ofrece una experiencia fluida en todos los escenarios. Tiene una arquitectura confiable y segura, y admite una colaboración perfecta entre dispositivos", afirmó Yu, según un comunicado distribuido por la empresa.
 
El directivo admitió durante una conferencia de prensa citada por medios especializados que la empresa seguirá dando prioridad a Android para sus teléfonos, aunque advirtió que si las restricciones comerciales le impiden usar el SO de Google, "rápidamente" instalarán HarmonySO incluso en su próximo teléfono insignia, el Mate 30.
 
A mediados de mayo el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos incluyó a Huawei en una "lista negra" (llamada formalmente lista de entidades) que le impide a las empresas estadounidenses venderle componentes sin la aprobación del Gobierno.
 
Esta medida, que durante la última cumbre del G20 en Japón prometió alivianar, le impide a la compañía china comprar suministros fabricados en EEUU, desde chips hasta software, como Android.
Fuente: 
Télam