Martes, 5 Agosto, 2014 - 13:21

Harvard desarrolla un dispositivo para hacer análisis químicos desde el celular

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Probablemente este no sea el próximo accesorio que verás en tu móvil y es que su utilidad está completamente ligada a la investigación y la ciencia. No por ello deja de ser interesante ver cómo en Harvard han desarrollado un detector electroquímico con el que realizar análisis para enviar los resultados al momento y recibir respuesta por SMS.
 
Su nombre es uMED y es una pequeña herramienta que es capaz de realizar pruebas químicas y transferir los resultados a través de un móvil. Lo interesante de este proyecto es que está diseñado para funcionar en prácticamente cualquier lugar del mundo ya que es económico y funciona con cualquier teléfono, independientemente de que sea un tope de gama o un feature phone.
 
Análisis químicos por solo 25 dólares
 
Con un coste de 25 dólares su funcionamiento es similar, según sus creadores, al de un sensor químico comercial. Seleccionamos el tipo de prueba que vamos a realizar, metemos la placa con la muestra y a través de un cable jack podemos enviar los resultados a través de una llamada de teléfono.
 
Es decir, para transferir la información no hace falta tener cobertura 3G ni conexión WiFi por lo cual su utilización es más polivalente y sus gastos más reducidos. Como se ve en la foto que encabeza el artículo hasta funciona con un teléfono móvil Nokia común y corriente.
 
uMed es capaz de detectar el nivel de glucosa en la sangre, identificar metales pesados (plomo, cadmio y zinc) en el agua, sodio en la orina para análisis clínicos y antígenos de la malaria. Según sus creadores el dispositivo es lo suficientemente sencillo para que lo use cualquier persona pero también potente para obtener resultados más complejos.
 
El objetivo es claro: poder hacer análisis y enviar los resultados en tiempo real para que otra persona trabaje con esa información al momento. Todo ello con una herramienta que es económica de producir y con una batería que dura un mes por lo que no tenemos que estar preocupándonos de cargarla constantemente.
 
De momento solo se trata de un prototipo aunque en Harvard son optimistas y creen que de aquí a un año se popularizará lo suficiente como para empezar su producción en masa y llegar a todo los lugares del mundo.
Fuente: 
Xataka