Martes, 2 Marzo, 2021 - 10:26

Hallan en la Patagonia el titanosaurio más antiguo del planeta: tiene 140 millones de años

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Se trata de la especie bautizada como Ninjatitan zapatai, de 20 metros de longitud, encontrada en la provincia de Neuquén.
 
Hallaron en la Patagonia argentina un titanosaurio de 140 millones de años, considerado el más antiguo del planeta. Se trata de la especie bautizada como Ninjatitan zapatai, de 20 metros de longitud, encontrada en 2014 en la provincia de Neuquén, aunque el hallazgo recién ahora fue dado a conocer. Los registros del dinosaurio más antiguo de esta especie datan de 110 millones de años.
 
Los saurópodos fueron grandes dinosaurios herbívoros de cuello y cola larga que habitaron todos los continentes durante más de 145 millones años, en la era Mesozoica. Es decir, desde finales del Triásico, hace 210 millones de años atrás, hasta fines del Cretácico, unos 65 millones de años atrás.
 
El Ninjatitan está ligado a este grupo de saurópodos conocidos como los titanosaurios, donde ya se exhumaron varios de estos primos hermanos en el país, como el Argentinosaurus hallado en Neuquén, el Patagotitan de la provincia de Chubut o el Notocolossus proveniente de Mendoza.
 
 
“Este es considerado un pariente cercano de los anteriores, ya que todos forman parte del grupo de los titanosaurios. La gran diferencia se da en el tamaño, ya que los tres primeros alcanzan los 40 metros de largo y el Ninjatitan apenas llegaba a la mitad”, le contó a Clarín Pablo Gallina, investigador de la Fundación Azara en la Universidad Maimónides y del CONICET.
 
Pero no es la única diferencia. “Lo más importante es el período en el que vivieron. El Ninjatitan –subraya Gallina- data de 140 millones de años atrás y estos dinosaurios gigantes pertenecen al Cretácico medio, entre unos 110 y 100 millones de años”.
 
Todo comenzó en 2014, cuando Jonatan Aroca, técnico del Museo Municipal “Ernesto Bachmann” encontró los primeros restos de un nuevo dinosaurio al pie de una barda rocosa. Allí se reconoció la escápula como primer hueso evidente, la cual se extrajo.
 
Los resultados del estudio de los restos indicaron que se trataba de una nueva especie, que fue nombrada como Ninjatitan zapatai. El nombre es en honor al paleontólogo Sebastián “Ninja” Apesteguía, quien lideró las primeras exploraciones a Bajada Colorada y el técnico Rogelio Zapata, del Museo “Ernesto Bachmann” de Villa El Chocón, quien realiza los trabajos técnicos.
 
“Ninjatitan zapatai nos muestra, por primera vez a nivel mundial, los restos más antiguos del grupo de los titanosaurios, permitiéndonos dar sustento a las ideas de un origen sudamericano para este grupo particular de dinosaurios saurópodos a comienzos del Cretácico. Además, aumenta el conocimiento sobre la diversidad de dinosaurios de este intervalo de tiempo de la cual, como se comentó, se conoce muy poco”, explica Gallina.
 
Y si bien la información sobre la diversidad del grupo en cuanto a formas y tamaños, riqueza de especies, distribución geográfica y las ubicaciones de los continentes para su época es abundante, se sabe poco de su origen. Es decir, dónde y cuándo los titanosaurios se separaron de otros grupos de saurópodos y pasaron a ser un linaje independiente.
 
“Todo el registro fósil que tenemos sobre los titanosaurios proviene de rocas cretácicas de diversos lugares del mundo y principalmente de lo que se conoce como el Cretácico Superior (entre los 100 y los 65 millones de años antes del presente). Sólo unos pocos titanosaurios son más antiguos y están registrados en la última parte del Cretácico inferior, hace unos 110 millones de años”, advierte Gallina.
 
Escápula original
 
En los últimos años, distintos estudios han postulados que el origen de este grupo particular de saurópodos habría sido en los comienzos del Cretácico y en algún lugar de Sudamérica. Sin embargo, estas hipótesis no contaban con un sustento evidente en base a evidencia fósil, sino que fueron resultados de estudios teóricos con modelos estadísticos.
 
Para determinar el período en el que habitaron estos dinosaurios no se utiliza el Carbono 14, una técnica del tipo isotópica que es utilizada en arqueología para fósiles no mayores de 30 mil años.
 
“En nuestro caso no sirve esta técnica porque los fósiles son mucho más antiguos. Lo que se utiliza son dataciones con otros elementos químicos. En realidad, no datamos el fósil en sí, ya que conocemos la edad de los sedimentos en donde fueron encontrados”, sostiene Gallina.
 
La roca portadora de estos fósiles tiene unos 140 millones de años, que corresponden al Cretácico inferior.
 
“Esas inferencias de la edad de la roca se hacen comparando con minerales de otras partes, en lo que se conoce como una comparación estratigráfica. Esta tarea hecha por geólogos de campo consiste en ir mapeando el terreno y por las distintas características de la roca y su relación con los estratos en superficie, le van asignando la edad”, describe Gallina.
 
En la zona afloran rocas de unos 140 millones de años de antigüedad, pertenecientes a la unidad geológica conocida como Formación Bajada Colorada, depositada en una época en la que, como aún no existía la cordillera de los Andes, y el océano Atlántico recién comenzaba a esbozarse, la región de Neuquén era bañada por el océano Pacífico.
Fuente: 
Clarín