Miércoles, 4 Agosto, 2021 - 17:14

Guzmán descartó tensiones con el dólar el resto del año por las condiciones “robustas” de la economía

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El ministro de Economía Martín Guzmán aseguró que este año la economía “tiene condiciones macroeconómicas más robustas” que en 2020 para evitar una disparada del dólar en los próximos meses. Entre septiembre y octubre del año pasado el precio de la divisa norteamericana saltó y en su versión blue llegó a orillar los 200 pesos.

Tras la reunión de gabinete económico que tuvo lugar este miércoles en la Casa de Gobierno, el jefe del Palacio de Hacienda mencionó que los funcionarios debatieron sobre la elaboración del Presupuesto 2022, que deberá ser presentado por el Poder Ejecutivo en el Congreso el próximo 15 de septiembre. Si bien aún no tiene indicadores macro definidos, el proyecto de ley de gastos e ingresos del año próximo apuntará a conseguir dólares por préstamos de organismos de crédito y a darle un mayor impulso a la obra pública.

Consultado respecto a las posibilidades de mayores tensiones cambiarias en las próximas semanas, con la proximidad de las elecciones parlamentarias, Guzmán dijo que “lo que establece la política cambiaria es que se mantenga el ritmo de evolución del tipo de cambio que busca una convergencia hacia un precio promedio a fin de año de $102,40. Hoy tenemos las condiciones para que ese esquema sea consistente desde lo macroeconómico”, mencionó.

“Se está trabajando en resolver la escasez que se generó en la Argentina durante la administracion anterior, por un lado compromisos en dólares con acreedores, y para reestructurar el relacionamiento con el FMI para no hacer frente a esos compromisos”, continuó el jefe del Palacio de Hacienda. “Argentina no generó una capacidad de crecimiento de divisas. Por otro lado se trabaja en política macroeconómico para potenciar el crecimiento a través de exportaciones y sustitución de importaciones”.

A diferencia de los últimos meses del 2020, en que la economía atravesó semanas de fuertes tensiones cambiarias entre mediados de septiembre y finales de octubre, Guzmán consideró que “hoy tenemos condiciones macro mas robustas que la del año pasado y se puede continuar con la politica cambiaria planeada”. En 2020, la escalada de la divisa obligó a Economía a ajustar algunos números fiscales para dar una señal al mercado.


Guzmán participó este miércoles en la reunión de gabinete económico.

Sobre la llegada de los USD 4.300 millones que enviará el Fondo Monetario Internacional al Tesoro desde el 23 de agosto, Guzmán evitó dar precisiones sobre qué utilidad tendrán esas divisas. “Si bien llegan al Tesoro, pasarán a incrementar las reservas del Banco Central. Luego, el dinero es fungible y se verá para qué se utiliza”, apuntó el ministro de Economía.

Por otro lado, respecto a la inflación, el funcionario aseguró que el Gobierno “no tiene metas de inflación” y buscó diferenciarse de visiones que plantean a la política monetaria como el elemento central para combatir a la inflación. En ese sentido, dijo que cuando se diseñó el Presupuesto 2021 -que incluyó una proyección de precios de 29% anual- no se preveía un aumento de los precios internacionales de los alimentos como el que tuvo lugar.

“(El Presupuesto) es una guía para la política económica que se diseña en condiciones de incertidumbre. Hubo un cambio en la demanda relativa, bajó en servicios y subió en alimentos, eso puso presión en los commodities. Impactó en los precios domésticos pero contribuyó con mayores reservas internacionales. La inflación en marzo tocó un pico y desde ahí dijimos que iba a observarse una reducción de la tasa, esperamos que ese sendero continúe”, dijo Guzmán.

Y en ese sentido, calificó como “hiper simplista” la visión de que la suba de precios dependa centralmente de la política monetaria y la cantidad de pesos emitidos. “Muchos quienes plantean eso refieren a esquemas hiper simplistas y conceptualmente débiles que en Argentina no han funcionado. Estamos planteando una visión integral. Nosotros no tenemos metas de inflación, sino una visión integral”, continuó Guzmán.

Por último, sobre la cifra de variación del PBI con que cerrará la economía argentina, el ministro de Economía aseguró que fue recalculada a cerca de un 7% pero dijo que “queremos mantenernos prudentes, porque muchas veces la Argentina se chocó con sobreoptimismos. Tranquilizar la economía nos pide cautela y prudencia”, concluyó.

HACÉ CLICK ACÁ PARA COMENTAR EN FACEBOOK

Fuente: 
Infobae