Viernes, 23 Octubre, 2020 - 12:24

Grave acusación contra la Guardia Whasek: aseguran que tomaron de rehenes a un grupo de médicos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Integrantes de un operativo de Salud vivieron momentos de nerviosismo en Miraflores, cuando fueron retenidos por más de dos horas por “un grupo numeroso de la comunidad de pueblos originarios”, según la policía. Aseguran que se trató de un nuevo acto de la polémica Guardia Whasek.
 
La peligrosa situación se dio en el Paraje El Techat, de Miraflores, cuando un equipo de Salud de la Zona Sanitaria V iba a proceder a realizar un operativo de hisopados con los habitantes del lugar. Fue en ese momento que fueron interceptados, amenazados y retenidos, sin poder concretarlo.
 
La policía se enteró de la situación por redes sociales, por lo que se comunicaron con la encargada de la zona sanitaria para conocer detalles de lo sucedido. Según consta en el parte policial al que accedió Diario Chaco, fue la funcionaria la que brindó más detalles de la situación.
 
Así se pudo saber que la comitiva de Salud fue hasta el lugar en camionetas y una ambulancia, pero al llegar no pudieron cumplimentar con sus tareas, ya que terminaron “rodeados por un grupo numeroso de la comunidad de Pueblo Originarios, quienes se cubrían sus rostros y portaban palos”, tal lo que señala el parte policial.
 
Pero la temerosa situación no habría quedado allí, ya que también “fueron amenazados y retenidos en el lugar sin permitirles retirarse como tampoco utilizar su red móvil (teléfono), situación ésta que duro por un lapso de dos horas y media aproximadamente”.
 
 
Desde la policía informaron que la funcionaria detalló que la situación pudo haberse desarrollado “por cuestiones personales contra la misma, en virtud de haber tenido unos inconvenientes meses atrás con esta comunidad”.
 
Ante ese escenario, no se radicó una denuncia y el tema fue informado a los superiores del Ministerio de Salud para que los asesores legales evalúen los pasos a seguir.
 
En la mañana de este viernes, en el marco de las conferencias de prensa que brindan autoridades sanitarias sobre el coronavirus en Chaco, ante una consulta sobre esta situación, el subsecretario Atilio García Plichta solo informó que “se está encargando la justicia”.
 
Si bien desde la policía aclararon que no se pudo identificar a las personas que perpetraron el ilícito, medios locales que cubren noticias de El Impenetrable afirman que se trata de una nueva acción de la Guardia Whasek.
 
Así lo relató el periodista Javier Insaurralde, quien en contacto con Diario Chaco brindó algunos detalles de la situación y afirmó que dialogó con el director del Hospital de Miraflores, Dimas Albaretto, y pudo saber que “ellos arreglaron que iban a ir a hacer el hisopado en la base de la Guardia Ambiental Whasek, que está a 15 km de Miraflores. Los recibieron, los dejaron entrar y ahí le pusieron palos y gomas”.
 
Fue en ese momento que “comenzaron a pedir que hagan cumplir al gobierno los compromisos que tenían con anterioridad” contó Insaurralde haciendo referencia a que la solicitud “no tenía nada que ver” con el procedimiento acordado.
 
Además, “una de las chicas –que participaba de la comitiva oficial- contó que tuvo Covid-19 y se recuperó, ahí fue peor la situación. Los pusieron en fila y los comenzaron a apretar y ahí le hacen el acta que firman, que no saben ni qué firmaron”, relata Insaurralde, y explica que la foto que ilustra esta nota, en la que se ve a una persona firmando un papel, se trata de un enfermero que está suscribiendo un acuerdo hecho por la propia Guardia Whasek, mientras alrededor se ve a los integrantes de la polémica organización con el uniforme.