Jueves, 24 Diciembre, 2020 - 16:22

¿Fue Jesús el único hijo de María?
Por Vidal Mario (*)

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La Iglesia católica sostiene que Jesús fue el único hijo que tuvo María. La afirmación es totalmente contraria a lo que dicen los evangelios, los cuales revelan que tuvo seis o siete hijos más. 

Varios pasajes del denominado Nuevo Testamento hablan de los “hermanos” y “hermanas” carnales del gran galileo. 

Uno de ellos es Mateo 13:54 al 56: “Al regresar a su pueblo, se puso a enseñar a la gente en la sinagoga, de tal manera que todos estaban maravillados. “¿De dónde le vienen, decían, ésta sabiduría y ese poder de hacer milagros? ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿Su madre no es la que llaman María? ¿Y no son hermanos suyos Santiago, José, Simón y Judas? ¿Y acaso no viven entre nosotros todas sus hermanas?”. 

Éste pasaje bíblico afirma claramente y sin dejar lugar a dudas que Jesús tenía cuatro hermanos varones, además de una cantidad no precisada de hermanas mujeres. 

En el capítulo 12:46 de ese mismo evangelio se lee: “Todavía estaba hablando a la multitud cuando llegaron su madre y sus hermanos, que estaban afuera y lo buscaban para hablarle. Vino uno y les dijo: “Tu madre y tus hermanos están ahí afuera y quieren hablarte”. 

Marcos 3:32 relata lo mismo, en éstos términos: “Tu madre y tus hermanos están afuera, y te buscan”. 

Marcos 6:1-3 también consigna que Santiago, José, Judas y Simeón eran hermanos de Jesús, y que éste además tenía hermanas. 

El evangelio de Juan (2:12) explica que luego de una fiesta de bodas realizada en Caná de Galilea, Jesús “descendió a Cafarnaún con su madre, sus hermanos, y sus discípulos”. 

En el capítulo 7 1 al 10, éste mismo evangelista señala que para otra fiesta que debía tener lugar en Judá, Jesús tenía temor de asistir por miedo a un posible ataque contra él, porque era territorio enemigo. “Sus hermanos le dijeron: No te quedes aquí; ve a Judea, para que tus discípulos también vean las obras que haces”. 

Juan 7:5 destaca que las enseñanzas de Jesús eran tan superiores a todo lo conocido hasta entonces que “ni sus propios hermanos creían en él”. Obviamente, no hablaba de hermanos espirituales. 

Jesús se quedó en Galilea, pero al final también se fue a la fiesta. Cuando sus hermanos subieron para la fiesta, él también subió, pero en secreto, sin hacerse ver”. 

En Hechos 1:13-14 se consigna que en cierta ocasión estaban reunidos en un salón de Jerusalén diez apóstoles más algunas mujeres. Y también “María, la madre de Jesús, y de sus hermanos”. 

En su carta a los gálatas (1:18) Pablo cuenta que en una ocasión visitó Jerusalén pero que no vio allí a ningún apóstol sino “solamente a Santiago, el hermano del Señor”. 

La cuestión es que en nada menos que once pasajes de la Biblia “inspirados” por el Espíritu Santo muestra la presencia física de esos hermanos de Jesús, por lo que, consecuentemente, no se puede hablar de una perpetua virginidad de la esposa del carpintero José. 

¿PRIMOS?

A pesar de ello, la Iglesia católica sigue afirmando que Santiago, Judas, José y Simeón y las mujeres cuyos nombres no se mencionan eran primos de Jesús, no sus hermanos y hermanas. 

“Los hermanos y hermanas de que nos hablan con frecuencia los autores sagrados son parientes cercanos, primos carnales por parte de la madre o de san José”, dice una anotación hecha en la Biblia católica de Nácar-Colunga, sin fundamentar por qué esas personas eran primos y no hermanos y hermanas de Jesús. 

La Iglesia no explica –no tiene cómo explicarlo- por qué dice que son primos de Jesús cuando tan contundentemente las Escrituras dicen que aquellos fueron hermanas y hermanos suyos. 

(*) Periodista y escritor. (Autor del libro “La espada asesina”, sobre la Biblia)