Domingo, 18 Junio, 2017 - 10:08

Estados Unidos
Fue declarada culpable de impulsar a su novio al suicidio a través de SMS

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Michelle Carter, la joven de Massachusetts acusada de incitar a su novio a suicidarse a través de mensajes de texto, fue declarada culpable. La decisión la tomó el juez Lawrence Moniz este viernes en el Tribunal Juvenil de Bristol.

De acuerdo a lo que informa Telemundo, Carter será puesta en libertad bajo fianza pendiente de la sentencia definitiva. Una audiencia de sentencia está programada para el próximo 3 de agosto.

La mujer podría enfrentar una pena de hasta 20 años de prisión en relación con el suicidio de Conrad Roy III, de 18 años. Roy fue encontrado muerto de intoxicación por monóxido de carbono en su camioneta.

Los fiscales argumentaron que Carter, de 17 años en ese momento, acosó a Roy para que actuara de forma suicida. El abogado de Carter argumentó que Roy tenía antecedentes de depresión y estaba decidido a suicidarse.

Ahora, casi tres años después del suicidio de Roy, Carter fue sentenciada en un controvertido caso que plantea preguntas nuevas y polémicas: ¿Puede una persona ser acusada y condenada por la muerte de alguien, incluso si ella no estaba con la víctima cuando murió? ¿Y una persona puede ser encontrada culpable de matar a alguien basándose únicamente en lo que le dijo en mensajes de texto?

Tales preguntas son fundamentales en un estado como Massachusetts, donde ayudar a alguien a cometer un suicidio no es considerado un delito.

Las evidencias más concluyentes de la acusación en contra de Carter, quien tiene ahora 20 años, son decenas y decenas de mensajes de texto en los que ella empujaba a Roy a suicidarse. Ambos intercambiaron SMS durante varios días antes de que Roy se matara. Ella insistió en que estaría mejor muerto.

"Finalmente vas a ser feliz en el cielo. No tendrás más dolor", le dijo ella en un mensaje. "Está bien tener miedo y es normal. Quiero decir, estás a punto de morir", expresó en otro.

También se enviaron SMS temprano en la mañana del 12 de julio de 2014, horas antes del suicidio de Roy. En algunos de esos intercambios, Carter parecía estar culpando a Roy del retraso en suicidarse.

"Así que supongo que no vas a hacerlo. Entonces, todo eso para nada… Estoy tan confundida, como tú estabas dispuesto y decidido", dijo.

Cuando Roy dijo que quería volver a dormir, Carter sugirió que "ahora" era el mejor momento para hacerlo, porque todo el mundo todavía estaba durmiendo.

"Sólo ve a algún lugar con tu camioneta. Nadie está fuera a esta hora, que es un momento extraño", le dijo.

En otro texto, ese mismo día, ella siguió empujando. "Pensé que querías hacer esto. Es el momento adecuado y estás listo … Sólo hazlo, bebé", le escribió.

Poco después de la muerte de Roy, Carter le contó a una amiga que ella estaba en contacto con él por teléfono cuando se mató. "Lo ayudé a facilitar las cosas y le dije que estaba bien. Podría haberlo detenido o llamado a la policía, pero no lo hice", le contó en un mensaje a su amiga.

Carter fue acusada en 2015 y apeló hasta llevar el caso a la Corte Suprema del estado. El verano pasado, el máximo tribunal dictaminó que podía ser juzgada por su presunta participación en la muerte de Roy. Tras la decisión de la justicia este viernes, puede enfrentar hasta 20 años de prisión.

En el fallo, la corte encontró que la "presencia virtual" de Carter en el momento del suicidio y la "presión constante" que había colocado sobre Roy, que estaba en un estado mental delicado, eran prueba suficiente para el cargo de homicidio involuntario.

Fuente: 
Infobae