Sábado, 28 Septiembre, 2013 - 11:45

No satisfizo las demandas
Francia sancionará a Google por incumplir la normativa de protección de datos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Francia va a iniciar un procedimiento de sanción contra el gigante de Internet Google por no respetar la ley francesa relativa a los datos de sus usuarios, ha indicado la Comisión Nacional de Informática y Libertades (Cnil).

Tras el plazo de tres meses otorgado a la firma para que se ajustara a la ley, Google «no satisfizo las demandas» del organismo francés que vela por el respeto de las libertades en las estructuras informáticas, por lo que éste «va a designar un relator a fin de iniciar un procedimiento formal de sanción», precisó un comunicado de la Cnil. 

En el último día del plazo, la firma «contestó el razonamiento de la Cnil, en particular la aplicabilidad de la ley Informática y Libertades a los servicios utilizados por residentes en Francia», explicó el organismo.

Por tanto, Google «no ha efectuado las modificaciones pedidas», agregó. En Francia, las sanciones financieras aplicables por la Cnil en tales casos pueden alcanzar los 150.000 euros. Contactada por la AFP, la dirección de Google France, dijo no estar en condiciones hasta el momento de comentar esa información.

En junio pasado, la Cnil dio a la firma norteamericana un plazo de tres meses para remediar «una serie de incumplimientos» a la obligación de permitir a los usuarios «conocer la utilización que pueda hacerse de sus datos y controlarlos». 

El objeto del contencioso es la nueva política de confidencialidad de Google, que fusionó en marzo de 2012 unas sesenta reglas de utilización en una sola, agrupando con ello las informaciones de sus servicios antes separados, como la mensajería Gmail o la red Google+.


La Cnil pedía a Google que diera cuenta de la «finalidad» de los datos personales que colecta cuando los internautas utilizan sus servicios o su motor de búsqueda, y que definiera una «duración de conservación» de tales datos. 

Pidió asimismo a la empresa que «informe» a los usuarios y pida su acuerdo previa antes de instalar en sus terminales los ficheros llamados «cookies», que siguen al internauta y permiten enviar publicidades personalizadas.

Fuente: 
ABC.es