Lunes, 9 Diciembre, 2019 - 08:29

Fotos revelan que el último ensayo militar de Pyongyan fue una prueba de un motor para misiles

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Imágenes satelitales de una empresa privada revelaron que el misterioso test que realizó Corea del Norte el fin de semana se trató de una prueba de un motor para misiles, algo que reaviva las versiones de una nueva escalada de tensión entre el gobierno comunista y Estados Unidos.

Las imágenes, tomadas por la empresa Planet labs el sábado y el domingo, corresponden a la base de lanzamientos espaciales de Sohae, en el noroeste del país.

Las del sábado muestran actividad en torno al banco vertical de pruebas para motores, mientras que las de ayer muestran la zona más despejada y alteraciones en el suelo que habrían sido provocadas por las altas temperaturas generadas por el escape de un motor.

Pyonyang se limitó a señalar que había realizado con éxito el día anterior "una prueba importante" en la base de Sohae y el Ministerio surcoreano de Defensa se limitó a referir hoy que aún está analizando lo acontecido.

Oficialmente Sohae es un recinto empleado para lanzar satélites, aunque para la comunidad internacional es en realidad un sitio encubierto donde se realizan pruebas de misiles balísticos, que ha sido clave para el desarrollo del programa armamentístico norcoreano, especialmente en lo que se refiere a motores de combustible líquido para proyectiles.

Los ejércitos surcoreano, estadounidense y japonés no detectaron ningún lanzamiento desde Sohae el fin de semana si bien anteriores fotos por satélite habían mostrado ya actividad en torno al mencionado banco de pruebas.

El hecho de que fuera la Academia de Ciencias de Defensa Nacional la que emitiera además el comunicado de ayer deja pocas dudas sobre las implicaciones del test, afirmó la agencia de noticias EFE, ya que ese organismo es el que estuvo a cargo del desarrollo de las armas más avanzadas del régimen, incluidos los misiles de alcance intercontinental Hwasong-14 y 15, cuyos motores fueron testados por última vez precisamente en Sohae en marzo de 2017.

La total falta de avances en el proceso de diálogo para el desarme un año y medio después de la primera cumbre en Singapur entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, parece estar agotando la paciencia del aislado país asiático.

Tras la fracasada cumbre de Hanói de febrero, donde Washington consideró insuficiente la oferta de Pionyang referente al desmantelamiento de sus activos nucleares y se negó a levantar sanciones económicas, Corea del Norte ha realizado 13 pruebas con proyectiles de corto alcance.

Fuente: 
Télam