Viernes, 5 Marzo, 2021 - 17:38

Formosa: denuncian que la policía utilizó gases lacrimógenos vencidos en 1995

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Un día después de que el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, decretara el bloqueo sanitario en la capital provincial, cientos de personas salieron a la calle para manifestarse en contra de dicha medida, la cual fue tomada luego de que se detectaran 17 nuevos casos de COVID-19.

El enfrentamiento con la policía dejó una serie de heridos y detenidos. Los efectivos utilizaron balas de goma y gases lacrimógenos para dispersar a quienes buscaban llegar hasta la Casa de Gobierno. En las redes sociales comenzaron a circular diversas imágenes de los cartuchos que quedaron dispersos en las calles, vencidos en julio de 1995.

“Largo alcance - Expansión ‘CS’. Vence: julio 95″, reza uno de los cilindros fotografiados y compartidos en las redes. La particularidad es que ese fue el año en que Insfrán asumió como gobernador.

Estos cartuchos son utilizados para dispersar y poseen un efecto de acción lacrimógena, sofocación e irritación de mucosas y garganta. Como su nombre lo indica, la expansión de su impacto es de largo alcance.

Las protestas comenzaron ayer por la noche en la puerta de la gobernación. Este mediodía, la situación se puso más tensa con la aparición de los efectivos de seguridad, que intentaron que los manifestantes depusieran su actitud.

En el enfrentamientos, varios jóvenes y mujeres resultaron heridos y subieron sus fotos a las redes sociales para denunciar esa brutal represión. “Los comerciantes queremos trabajar sin restricciones. Nos cortan el horario y tenemos que cerrar a las 21. No nos dejan trabajar tranquilos”, dijo al canal TN una mujer. “Hacen lo que quieren. Los comerciantes no tenemos sueldo fijo. Si no vendemos, no tenemos plata. No vivimos del Estado ni de planes”, se indignó mientras detrás de ella se observaba una batalla campal.

Por estas horas, se desconoce la cantidad exacta de heridos y también el número real de detenidos, aunque por la información que brindan los medios locales la cifra ya habría superado el centenar de personas.

Ayer, tras un nuevo brote de contagios, la ciudad de Formosa volvió a Fase 1 hasta el próximo 18 de marzo. Así lo decidió el Consejo de Atención Integral de la Emergencia Covid-19, que estableció nuevamente el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) debido al rebrote que se dio en los últimos días: se detectaron 23 casos en toda la provincia, de los cuales 17 son de la ciudad capital.

Con la medida, quedaron suspendidas todas las actividades que se habían flexibilizado hasta el momento, es decir que sólo estarán abiertos los comercios esenciales. También el transporte interjurisdiccional quedó suspendido y se espera que el municipio de la capital provincial, decida lo que hará con el transporte urbano.

También se remarcó que los próximos días son los más importantes para poder evitar una escalada exponencial de los contagios, y para ello es fundamental el cumplimiento de las medidas sanitarias dispuestas este jueves.

Sin hacer lugar al reclamo de los formoseños, el gobernador Insfrán justificó la medida y defendió las políticas aplicadas en Formosa para enfrentar al coronavirus, a pesar de que muchos lo acusan de violar los derechos humanos con las restricciones impuestas. “Es la que tiene la menor cantidad de casos y de fallecidos en todo el país”, remarcó.

“Es una medida excesiva”, se quejaron los manifestantes ante la prohibición de la circulación de los medios de transporte públicos y la paralización de la Justicia, quienes se agolparon frente al edificio provincial y se defendieron arrojando piedras y huevos.

HACÉ CLICK ACÁ PARA COMENTAR EN FACEBOOK

Fuente: 
Infobae