Miércoles, 13 Agosto, 2014 - 18:42

Fondos buitre clausuran la posibilidad de acuerdo con bancos privados

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
 
Mientras las negociaciones entre los bancos extranjeros y los holdouts para comprar en Nueva York la sentencia del juez Thomas Griesa, que condenó a la Argentina a pagar 100% de los bonos que no entraron a los canjes, parece haber entrado en un callejón sin salida, hoy comenzó el proceso para gatillar los seguros por default a quienes se cubrieron contra una nueva cesación de pagos del país.
 
En materia de un eventual arreglo entre privados para estirar la situación hasta enero y que la Argentina no deba atender la cláusula RUFO, representantes del multimillonario Paul Singer manifestaron que "no" existieron propuestas concretas.
 
De acuerdo con reportes de agencias internacionales, "las conversaciones entre un grupo de bancos internacionales" y el Fondo NML también "se han derrumbado", al tiempo que atribuyen a "la falta de compromiso del gobierno argentino de cumplir con el pago de la sentencia".
 
En ese sentido, precisaron que "un escollo para llegar a un acuerdo es que no hay garantía de que el gobierno pagará la sentencia, una vez que la cláusula RUFO expire a fin de año".
Por otra parte, el fondo de inversión Aurelius Capital dijo que "no recibió ninguna propuesta realista en las conversaciones que mantuvo con varias instituciones financieras privadas para terminar con el conflicto con la Argentina", con porcentajes que rondaría 40% del valor nominal.
 
En tanto, la Asociación Internacional de Swaps Derivativos (ISDA por su siglas en inglés) determinó que el próximo jueves 21 se realizará la subasta de bonos para el cobro del seguro contra el default de la Argentina.
 
Así, lo determinó el Comité de Decisiones de la ISDA en un comunicado en el cual determinó que los pagos se harán efectivos el 26 de agosto.
 
La subasta determinará el pago que los tenedores de CDS sobre Argentina recibirán como resultado del default soberano el 30 de julio.
 
El Comité también determinó una lista de activos que podrán estar disponibles para la subasta, que incluyen los bonos soberanos Par 2038, Discount 2033 y Global 2017.
 
Los 15 miembros del Comité de Determinación del ISDA decidieron por unanimidad a inicios de agosto que hubo un evento de "incumplimiento de pago" en contratos al 30 de julio, el día en que Argentina no pagó un cupón sobre algunos de sus bonos reestructurados regidos por leyes extranjeras.
 
Justamente, en ese Comité tiene voto NML, uno de los fondos de cobertura que litigó contra la Argentina, situación que es permanentemente reprochada por el gobierno argentino.
Por la mañana, el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich estimó que el juez Griesa "por instrucción expresa de los fondos buitres" se presta a "obstaculizar el proceso de pago" y añadió que se trata de una "confabulación de juego a tres bandas, en donde son tenedores al mismo tiempo de Credit Default Swaps (seguros contra default), conjuntamente con bonos reestructurados, conjuntamente con un juicio, con la connivencia de un juez y del sistema judicial de los Estados Unidos".
 
Si bien el ministro coordinador no mencionó puntualmente el tema, la referencia a todo el "sistema judicial" fue hecha el mismo día en que se conoció que el juez federal con sede en Las Vegas, Cam Ferenbach investiga, a pedido del Fondo NML, 123 sociedades que serían propiedad del empresario kirchnerista Lázaro Báez, ya que los denunciantes estiman que los bienes de esas compañías manejadas desde Panamá pueden haber sido comprados con fondos públicos provenientes de la Argentina.
 
Capitanich confirmó además que, hasta el momento, el gobierno de los Estados Unidos no rechazó "oficialmente" la jurisdicción del Tribunal de La Haya, propuesta por la Argentina. 
Fuente: 
DYN