Martes, 23 Abril, 2019 - 11:06

Fiscal que “liberó” al femicida de Bahía Blanca: “Si lo hubiera imputado, no sería justicia, sería venganza”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La fiscal de Bahía Blanca Claudia Lorenzo dialogó con el equipo de Cada Mañana y explicó por qué el femicida Pablo Cuchán recuperó la libertad tras haber sido detenido e interrogado por su fiscalía.
 
El hombre que había sido condenado por descuartizar y quemar a una adolescente en Ingeniero White en 2004 y que fue detenido el sábado último en Bahía Blanca por intentar besar por la fuerza a una joven que se arrojó de su auto, fue liberado este último martes por la Justicia local.
 
Se trata de Pablo Víctor Cuchán, quien se encuentra en libertad condicional tras haber sido condenado a 17 años de prisión por matar, descuartizar y quemar en una parrilla a Luciana Moretti (15) hace 14 años y que el sábado fue apresado tras intentar besar por la fuerza a una joven a bordo de su auto y chocar cuando quiso escapar.
 
Ante aberrante hecho, el equipo de Cada Mañana se contactó con Claudia Lorenzo, fiscal de la causa, quien aseguró que “si en 2004 hubiera existido la ley de femicidio” el hombre estaría cumpliendo “una cadena perpetua”.
 
El hecho ocurrió el sábado cuando Cuchán se trasladaba en un automóvil Citröen C4 junto con una joven de 27 años a la que había conocido momentos antes en la casa de una amiga.
 
Según relató la mujer ante la fiscalía a cargo de Lorenzo, en un momento subió al auto de Cuchán para ir a buscar unas cervezas y en el camino éste le dijo que le diera un beso.
 
Según la víctima, el hombre le agarró el cuello como para darle un beso, por lo que se asustó, abrió la puerta del auto y se tiró al llegar a la esquina de las calles Falcón y Piedra Buena, en dicha ciudad del sur de la provincia de Buenos Aires.
 
Cuando la joven se arrojó del auto, Cuchán continuó la marcha, chocó contra un árbol y quiso escapar a pie, aunque fue detenido en el cruce de Teniente Farías y Piedra Buena por los efectivos del Comando Patrullas de Bahía Blanca, que había sido advertida por vecinos.
 
“La situación del sábado se probó que fue distinta a lo que figura en los medios. Yo tengo imposibilidades constitucionales de hacer un derecho penal distinto porque sea Pablo Cuchán o Juan García, tengo que tratarlo de la misma manera y con los elementos de prueba objetivos. Esto es distinto de la discusión de si Pablo Cuchán hoy debería estar en la calle o no”, argumentó la letrada.
 
En tal sentido, Lorenzo manifestó que “no existe posibilidad de imputarle el hecho del sábado”. “A las 48 horas que terminé la prueba recuperó la libertad, porque no hay elementos. No pasó lo que dicen que pasó. Dicen que intentó acogotar a una chica, dicen que la privó ilegalmente de la libertad. Yo en persona tomé las declaraciones a las dos horas del hecho. No fue eso lo que pasó, la chica se tiró del auto, porque se dio cuenta quién era”, manifestó la fiscal.
 
“Estuve muchos años al frente de la fiscalía de delitos sexuales, la temática la he trabajado. Si el sábado sin tener ningún elemento de prueba hubiera imputado solo porque es Pablo Cuchán, le hubiera imputado un delito que no existió, lo mío no sería justicia, sería venganza”, aseguró la funcionaria judicial haciendo referencia al antecedente del detenido.
 
Cuchán se encuentra bajo libertad condicional luego de cumplir la mayor parte de la pena de 18 años a la que fue condenado en 2007 por el homicidio de la adolescente Luciana Moretti.
 
Moretti fue descuartizada el 16 de octubre de 2004 y sus miembros fueron incinerados en la parrilla de la casa de Cuchán, con quien había tenido una relación.
 
No obstante esa condena no está firme, ya que en 2010 el Tribunal de Casación Penal bonaerense se la redujo a 17 años y en 2013 la Suprema Corte provincial declaró su nulidad parcial y ordenó que se dicte una nueva sentencia.
 
“No puedo vincular lo del sábado con lo de lo anterior, lo que tengo que decir es por qué estaba el sábado en la calle”, afirmó Lorenzo, y analizó el aberrante hecho anterior: “El caso de Luciana Moretti ocurrió en el año 2004. En aquella época era homicidio simple, no existía la ley de femicidio. Hoy le hubieran dado perpetua”.
 
“Yo no se lo puedo contestar”, confesó a modo de cierre la fiscal Lorenzo ante la consulta de por qué a quince años del aberrante femicidio de Luciana Moretti su asesino no posee condena firme.
Fuente: 
Radio Mitre