Sábado, 20 Abril, 2019 - 19:08

FESICH SITECH Castelli anunciaron una medida de fuerza para toda la semana que viene

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Desde FESICH SITECH Castelli aseguraron que “ante el silencio del Poder Ejecutivo y del Ministerio de Educación para con los legítimos reclamos del sector Docente quienes venimos reclamando desde el 25 de febrero sueldos dignos hemos decidido decretar nuevamente un paro por cinco días desde el lunes 22 hasta el viernes 26 de abril en todos los niveles y modalidades del Sistema Educativo Chaqueño”.
 
En ese sentido, desde el sindicato encabezado por Damián Kuris solicitan al Gobierno “recomposición salarial no en cuotas, duplicar el presupuesto para comedores escolares, y el arreglo y mantenimiento adecuado de las instituciones educativas ya que contamos en la provincia con cientos de unidades educativas totalmente destruidas lo cual significa un peligro constante para nuestros alumnos y docentes”.
 
“Los docentes no salimos de nuestro asombro frente a la última oferta hecha por el gobernador, vergonzosa, mentirosa e indignante, al pretender engañarnos a nosotros y a la sociedad con malintencionados y torpes cálculos matemáticos, que en definitiva, no es más que un mísero; 10% (ya cobrado con los haberes de marzo) y 8,5% a percibir recién en junio, es decir, 18,5% para el primer semestre cuando el primer incremento del 10% ya fue licuado ante el 12% de inflación que hemos sufrido hasta el mes de marzo, y a sabiendas que se calcula 25% de inflación hasta junio, éste ofrecimiento es un insulto a nuestra inteligencia”, agregaron.
 
Consideraron también que “es evidente a voluntad de confrontación del gobierno provincial con la docencia, su indisimulable deseo de provocación, su deliberada política de pauperización docente, su desinterés por destrabar este conflicto que generó, como también su inocultable indiferencia por la educación pública. La cruel y desesperante situación por la cual estamos pasando los docentes donde más del 80% estamos bajo la línea de la pobreza expone de modo irrefutable que el gobernador quiere tener docentes indigentes enseñando en escuelas pobres, con infraestructura pobre, en edificios destruidos, y sobreviviendo de las limosnas que nos tira en vergonzantes cuotas”.
 
“Mientras el gobernador y los funcionarios desvergonzadamente se aumentaron sus onerosos sueldos en un 30% en diciembre de 2018 lo cual fue retroactivo a noviembre/18, y además tienen el descaro de pedirnos que hagamos un esfuerzo y tengamos fortaleza algo que ellos son incapaces de hacer; porque no demuestran un gesto de grandeza política ni de patriotismo. Al Gobernador y a la ministra de Educación les decimos: las escuelas seguirán vacías hasta que hagan a la docencia un ofrecimiento digno, acorde con la trascendental tarea que desempeñamos”, señalaron.
 
Además, aseguraron que “las plazas seguirán pobladas de padres, docentes y alumnos luchando por sus derechos inalienables, y de los que pretenden despojarnos. Las calles continuarán vestidas de guardapolvos blancos de quienes no nos resignamos a la destrucción de la escuela pública, ni a sueldos paupérrimos, ni a la mendicidad, ni a subsistir en la miseria”.