Miércoles, 23 Octubre, 2019 - 21:00

Fernández hizo un primer cierre de campaña en Chaco: “Una Argentina federal va a dejar de ser un discurso”, dijo

Rodeado de gobernadores, el candidato a presidente del Frente de Todos cerró un multitudinario acto en el Estadio Centenario del Club Sarmiento. Este jueves, el cierre final en Mar del Plata.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La capacidad del Centenario puesta a disposición estuvo colmada por militantes de diferentes puntos de la provincia y de provincias aledañas, en lo que ya habían catalogado como “el cierre de campaña en el interior”.
 
Alberto Fernández salió al escenario cerca de las 19:30, acompañado por los anfitriones Domingo Peppo y Jorge Capitanich, la vicegobernadora electa Analí Rach Quiroga y los gobernadores Hugo Passalacqua, de Misiones; Gildo Insfrán, de Formosa; Alberto Rodríguez Saá, de San Luis; Juan Manzur, de Tucumán; Sergio Uñac, de San Juan; y Mariano Arcioni, de Chubut.
 
Uno de los ejes de campaña de Alberto Fernández fue un “verdadero federalismo” y esa es la imagen que intenta mostrar en cada acto realizado en el interior acompañado por varios gobernadores. Este jueves en Mar del Plata no será la excepción.
 
 
Dos fueron los oradores antes de Fernández: el gobernador Domingo Peppo y el gobernador electo Jorge Capitanich.
 
El primero en tomar la palabra fue Peppo, quien le dio la bienvenida “a quien nos va a conducir, nos va a dar la posibilidad de que soñemos la querida Argentina”, refiriéndose a AF y le agradeció por “venir a cerrar la campaña a nuestra provincia”.
 
 
También agradeció a los gobernadores que acompañan y a Jorge Capitanich, “nuestro nuevo gobernador, el hombre que con todos los gobernadores van a defender los intereses del pueblo”.
 
Luego fue el turno de Capitanich, quien arrancó contando que “cuando veníamos con Alberto para este acto multitudinario, le decíamos que los chaqueños tenemos un sueño, el sueño de que Alberto sea el presidente de los argentinos el próximo domingo”.
 
 
En el acto Fernández no habló expresamente de medidas para la región, pero sí fue Capitanich quien señaló varios puntos para concretar “junto a Alberto y Cristina”
 
“Los chaqueños y las chaqueñas tenemos un sueño, el sueño de terminar lo que empezamos con Cristina Fernández de Kirchner el 10 de diciembre de 2007”, comenzó.
 
 
“Nos falta terminar el segundo acueducto del interior, que lo vamos a terminar con Alberto presidente. Tenemos el sueño de energía para todos y para todas y lo vamos a hacer. Con Alberto y con Cristina tenemos un sueño: que la red domiciliaria de gas llegue a cada chaqueño que tenga la conexión. Con Alberto y Cristina, los chaqueños tenemos el sueño de garantizar fibra óptica de última milla para construir un Chaco digital que sea la plataforma del progreso y el desarrollo. Con Alberto y Cristina queremos llegar al saneamiento ambiental para tener redes de domiciliarias de cloacas para todos”, indicó quien será mandatario provincial desde el 10 de diciembre.
 
“Sabemos, nosotros, los movimientos sociales, las pymes, los ladrilleros, los carpinteros, que necesitamos construir, ampliar y refaccionar viviendas que el gobierno de Macri no pudo ni siquiera terminar las 7000 que estaban construidas al 10 de diciembre del 2015”, agregó.
 
 
Finalmente sí fue el turno del protagonista de la noche. El candidato a presidente por el Frente de Todos tomó la palabra y expresó: “Estamos terminando una campaña que empezamos hace 5 meses y hemos dejado en claro las diferencias con nuestros adversarios, les hemos propuesto a cada argentino dar vuelta una página y comenzar a construir otro país”.
 
Hizo fuerte hincapié en “terminar con este espantoso dilema que hace tantos años vive Argentina y que se divide entre una Argentina periférica y una del centro”. En este sentido sostuvo: “Se acabó la Argentina privilegiada y la Argentina que padece, los que tienen ventaja y los que soportan”. 
 
“Nadie que tenga un mínimo de decencia puede ver tanta inequidad y no combatir este presente que tenemos”, agregó.
 
 
Fernández remarcó: “Sepan que el 10 de diciembre vamos a empezar una nueva historia que no va a ser la historia que lleve a Alberto y a Cristina al poder, sino que lleve a todos los argentinos a la Casa de Gobierno. La Argentina federal va a dejar de ser un discurso y va a ser una realidad”.
 
Destacó además los ejes que asegura serán prioridad en su gobierno: “Vamos a volver a poner de pie la salud pública y volver a desterrar las enfermedades que creíamos desterradas”, dijo.
 
 
“Allí donde se olvidaron de la educación de los chicos, donde abandonaron a la educación pública vamos a volver a poner de pie la educación pública. Para que todos los chicos tengan la educación de excelencia que merecen”, sumó y finalmente mencionó: “Allí donde quedaron sin trabajo y perdían los aportes jubilatorios, el derecho a las vacaciones, el aguinaldo, queremos un país con trabajo formal para todos. No le vamos a sacar derechos a los que trabajan”.
 
“Vamos a volver y seremos mejores de los que fuimos, vamos a volver con más compromiso, no es verdad que Argentina está condenada a soportar este presente. Fuimos, somos y seremos una sociedad que avanzó dando derechos”, expresó.
 
 
Llamó a las personas a difundir el mensaje a otras personas y “hacerles entender que hay otra Argentina que podemos construir entre todos”. “No les preguntan a quién votaron y de dónde vienen, pregúntenles a dónde quieren ir”.
 
“Somos un pueblo maravilloso, siempre lastimado por los mismos personajes pero que siempre supo levantarse y reconstruirse, hemos soportado todo, y siempre nos levantamos. Vamos a levantarnos otra vez y construir el país que nos merecemos, y lo vamos a hacer entre todos y todas”, finalizó su discurso agradeciendo el apoyo de los presentes.
 
Luego, en declaraciones con la prensa tras el acto, aseguró que “la primera semana que me troque después del 10 de diciembre voy a citar a los 24 gobernadores para empezar a fijar prioridades porque no todos tienen las mismas prioridades. El norte argentino tiene muchas más prioridades que el resto del país y eso hay que tenerlo muy presente”. 
 
Respecto a la realidad de la provincia, el candidato presidencial dijo: “A Domingo (Peppo) le tocó gobernar en 4 años de un gobierno federal desastroso que no prestó ninguna atención a las provincias ni a las economías provinciales”. Y agregó que con Capitanich “hemos trabajado y nos conocemos muy bien, sé cómo piensa, es un gran trabajador y va a tener un presidente que tiene la misma sintonía que él”.
 
 
 
Así pasó el cierre de campaña en el interior de Alberto Fernández, que realizará el jueves un cierre final en Mar del Plata.
 
Allí volverá a estar acompañado de los gobernadores peronistas, pero además estarán varios candidatos a diferentes cargos. También acompañará la candidata a vicepresidente, Cristina Fernández de Kirchner.
 
 

Notas relacionadas