Lunes, 8 Marzo, 2021 - 13:49

Fernández compartió un acto con Losardo e Insfrán en medio de rumores sobre cambios en el Gabinete y la crisis de Formosa

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El Presidente encabeza hoy la firma del acta compromiso “Acuerdo Federal para una Argentina Unida contra la violencia de género”, acompañado por un grupo de gobernadores.
 
En medio de los rumores sobre cambios en el Gabinete y la crisis social y política de Formosa, el presidente Alberto Fernández compartió un acto oficial con la ministra de Justicia, Marcela Losardo, y con el gobernador de la provincia norteña, Gildo Insfrán, en el marco de la firma del acta compromiso “Acuerdo Federal para una Argentina Unida contra la violencia de género”.
 
Del encuentro, que tuvo lugar en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada, también participaron el resto de los mandatarios provinciales, algunos de manera virtual. También la ministra de las Mujeres, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, entre otros funcionarios.
 
La iniciativa forma parte del Plan Nacional de Acción Contra las Violencias por Motivos de Género 2020-2022, que “constituye un cambio de paradigma en el abordaje de las violencias por motivos de género desde una mirada integral y transversal”.
 
Luego de un fin de semana plagado de rumores sobre su futuro y tras ser ratificada en el cargo por Presidente, Losardo se mostró en una primera fila, flanqueada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y por el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof.
 
La Ministra de Justicia mantuvo hoy su agenda: durante la mañana le tomó juramento en la sede de su cartera a Sonia Álvarez, quien será la nueva subdirectora del Servicio Penitenciario Federal (SPF). Álvarez es chaqueña y lleva 25 años dentro del Servicio Penitenciario. Fue directora del penal federal de Ezeiza y reemplazará como número dos del SPF a Sabino Guaymas.
 
 
En cuanto a Insfrán, el gobernador de Formosa arribó a Buenos Aires durante la mañana de hoy, luego de la represión de la policía de su provincia contra los manifestantes que protestaron contra la vuelta a la fase 1 de la cuarentena por la pandemia de coronavirus. Es más, mientras en el interior del Museo del Bicentenario de Casa Rosada era aplaudido por los funcionarios al momento de suscribir su acuerdo para un país unido contra la violencia de género, afuera se escucharon gritos en su contra.
 
El acuerdo fue suscrito, además, y de manera virtual, por los gobernadores Gustavo Valdés (Corrientes), Gerardo Morales (Juuy), Ricardo Quintela (La Rioja), Gustavo Sáenz (Salta) y Alicia Kirchner (Santa Cruz). Y adhieren las provincias de Catamarca, Cordoba, Mendoza, San Luis, Santa Fe y la ciudad de Buenos Aires, aunque sus autoridades no pudieron participar del encuentro.
 
Es más, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, evitó participar del encuentro y encabezó su propio acto en homenaje de las mujeres luego de permanecer aislado por un viaje a Brasil. Acompañado por el vicejefe de Gobierno a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad, Diego Santilli, y la secretaria para la Igualdad de Género, Marisa Bircher, destacó a las mujeres de los Cuerpos Uniformados del Sistema Integral de Seguridad Pública.
 
“Ser mujer no tiene que ser un obstáculo para crecer, porque el esfuerzo y el talento no distinguen género”, aseguró el mandatario porteño.
 
Además de Insfrán y Kicillof, hasta Casa Rosada arribaron Jorge Capitanich (Chaco), Mariano Arcioni (Chubut), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergo Zilliotto (La Pampa), Oscar Herrera Aguad (Misiones), Omar Gutiérrez (Neuquén), Arabela Carreras (Río Negro), Sergio Uñác (San Juan), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Gustavo Melella (Tierra del Fuego) y Juan Manzur (Tucumán).
 
 
Durante su discurso, Alberto Fernández aseguró que en los casos de violencia de género la respuesta estatal “es lenta o no existe” y por eso quiere “cambiar la justicia”. “Insisto en hablar de la Justicia para que no existan más Úrsulas ni Micaelas. Para eso uno quiere también cambiar la Justicia”, subrayó el primer mandatario.
 
“Hablando con los padres de Úrsula es muy difícil poder explicarles lo que pasó. Esas cosas pasan porque la reacción estatal es lenta o no existe. Ahí tenemos una enorme responsabilidad nosotros, los que gobernamos este país”, agregó.
 
Además, señaló que “la cultura patriarcal es la cultura donde el sexo masculino prevalece sobre cualquier otro” y remarcó que “esa lógica se ha llevado vidas de muchas mujeres. Esa lógica ha generado un sinfín de injusticias y de destratos”, expresó.
 
Fuente: 
Infobae