Viernes, 20 Diciembre, 2019 - 22:01

Femicidios y secuestros: los crímenes más impactantes del año

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El 2019 nos encontró buscando a Angelina Cáceres de 13 años, que había desaparecido el 23 de diciembre 2018.
 
Con el pasar de los días, la búsqueda se volvía más exhaustiva y angustiante, y las esperanzas de encontrarla con vida de perdían.
 
El 28 de diciembre del 2018, la madre de la niña apunta a un joven que "la acosaba” a través de Facebook. El 14 de enero, cuando Angelina llevaba 22 días desaparecida, detienen en Laguna Limpia a Jorge Peralta de 22 años.
 
Con pericias a los celulares del detenido, y una declaración de Peralta, logran dar con el último lugar en que había visto él a Angelina.
 
El 25 de enero encontraron el cuerpo de la menor en un descampado ubicado sobre la calle Linch Arribalzaga y Soberanía Nacional. Una zona que durante ese mes había sufrido los desmanes de la lluvia y el desborde de los canales de agua.El hallazgo fue trágico, ya que solo se hallaron huesos de la adolescente.
 
Los fiscales de la causa pudieron comprobar el delito de "grooming" (captación por internet de un menor con fines sexuales) cometido por Peralta gracias a las conversaciones que él mantuvo con la niña asesinada y que quedaron registradas en los perfiles de las redes sociales que Angelina tenía.
 
Peralta se negó a declarar y se cambió la carátula de la imputación: la Justicia agregó la figura de “femicidio”. Seis meses después los fiscales Daniela Meiriño y Juan Martín Bogado elevaron a juicio la causa por "homicidio agravado por femicidio".
 
El 30 de julio Jorge Peralta de la comisaría de Laguna Limpia, dos días después se entregó solicitando como garantías “que no lo golpeen ni lo lastimen”. Ahora espera detenido el juicio.
 
TRAGEDIA EN QUITILIPI
 
El miércoles 5 de junio una mujer de Quitilipi denunció la desaparición de su pequeña hija de tan solo 18 meses. Inmediatamente, se activaron protocolos de búsqueda y se dio intervención a las comisarías de Machagai, Plaza, Colonia Aborigen y a la División Rural, División Investigaciones, División Investigaciones, Droga y Bomberos Voluntarios.
 
Horas después, la menor fue encontrada en un pozo que funcionaba como cámara séptica, ubicado al lado de la casa de donde se había perdido la pequeña.
 
Tras ser rescatada, le realizaron maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) y se la derivó al hospital local, donde lograron reanimarla e inmediatamente fue derivada al Hospital 4 de Junio de Sáenz Peña, donde finalmente perdió la vida.
 
El fiscal de Marcelo Soto, tomó la causa, pidió peritajes y testimoniales para esclarecer las últimas horas de la pequeña. En principio se creyó que la niña había sido asesinada para ocultar abusos, pero jamás pudo ser confirmada esa teoría.
 
En ese contexto, organizaciones sociales y feministas marcharon solicitando que “Justicia por Sofía”.
 
Los padres de la niña se constituyeron como querellantes en julio. La causa aún sigue abierta.
 
LORENA ROMERO
 
Mientras los chaqueños se preguntaban qué había pasado con la pequeña Sofía, Lorena Romero de 19 años desaparecía.
 
Lorena se ausentó de su domicilio el 10 de junio cuando, según su hermana, salió a hacer unas compras. Después de eso, nada más se supo sobre ella.
 
Dos días después detuvieron preventivamente a Ezequiel Ramos, novio de la joven, que al poco tiempo recuperó su libertad; para ser detenido nuevamente por orden del fiscal de la causa.
 
El 16 de junio, es noticia la aparición de restos humanos en el río Paraná a la altura de la ciudad de Romang, en Santa Fe.
 
El martes 18 de junio, la policía secuestró el auto del tío de Ezequiel Ramos y de un amigo de este con quien habría estado “tomando el lunes”. Ese mismo día, la autopsia realizada en Santa Fe confirmó que el cuerpo encontrado era el de Lorena; sus familiares y las huellas analizadas lo ratificaron. El miércoles 19 de junio, volvieron a detener al novio de Lorena que estaba en una casa en Machagai que sería de su padre. Al día siguiente, la policía detuvo a un hombre boliviano de 39 años en una vivienda en Villa Don Alberto, identificado como Gonzalo Gerardo Calizaya Medina. Del lugar secuestraron celulares y otros elementos de interés como chips de líneas telefónicas y sábanas cubiertas de sangre.
 
Un nuevo hallazgo el sábado 22 de junio se dio en el caso: encontraron dos piernas en la parte correntina del río Paraná que iban a ser analizadas para ver si eran de Lorena Romero.
 
Días después el fiscal Héctor Valdivia los notificó de la acusación por "homicidio doblemente agravado, por el vínculo y femicidio", en el caso del novio de 21 años; y "encubrimiento agravado" para el hombre de 39 años de origen boliviano.
 
Lo último que se supo del caso es que el 12 de julio, liberaron al hombre de nacionalidad boliviana tras abonar una caución de $50.000.
 
Los allanamientos y pesquisas siguieron hasta dar con la vivienda de los tíos de Ezequiel Ramos, donde se secuestraron amoladoras, sierras y una trincheta con sangre. Por lo que el ordenó la detención de Ramón y Walter Ramos, primo y tio de Ezequiel. Quienes intentaron fugarse pero fueron detenidos e imputados como “coautores del delito de homicidio doblemente agravado por el vínculo y femicidio” que tiene como víctima a Lorena Romero. 
 
CASO A.A.
 
El sábado 20 de julio, una mujer de 43 años denunció que su hija de 8 años fue a hacer compras en un lugar cercano a su hogar por la calle José María Paz al 2550 y no regresó a su hogar. Por lo que radicó la denuncia en la comisaría Séptima.
 
Inmediatamente los efectivos iniciaron un operativo de búsqueda, conforme al Protocolo de Actuación Policial en Materia de Desaparición de Personas, y convocaron a las comisarías vecinas, como así también unidades especiales Departamento Trata de Personas, Investigaciones Complejas, Cuerpo de Operaciones Motorizadas, División Canes, División Bomberos, y División Prensa.
 
El domingo por la mañana, la menor fue encontrada por un grupo de chicos que jugaban en un basural ubicado en avenida Mac Lean al 5500 aproximadamente. Estaba golpeada e inconsciente. 
 
La trasladaron al Hospital Pediátrico donde ingreso a terapia intensiva por un fuerte golpe en la cabeza que, en principio comprometió gravemente su salud, por lo que permaneció más de un mes internada. Luego fue dada de alta, para continuar con rehabilitación en su hogar. 
 
A la par, la Justicia investigó el hecho para hallar al culpable del secuestro. Así, en principio el fiscal de la causa ordenó la detención de los padres de la niña, quienes tras declarar fueron puestos en libertad. 
 
Poco después, una cámara de seguridad de la zona donde la niña fue secuestrada, tomó imágenes del momento del secuestro y captó al hombre que se llevó a A.A. 
 
Además detuvieron a dos personas más que habrían estado involucradas en el secuestro y allanaron el lugar donde la niña fue escondida. 
 
La causa sigue abierta, ya que el fiscal maneja dos hipótesis: un posible ajuste de cuentas o, un hecho aislado.