Lunes, 14 Septiembre, 2020 - 10:54

Fallabella busca irse de Argentina y pone en venta todas sus operaciones en el país

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La compañía chilena Falabella quiere irse de Argentina y está a la búsqueda de un socio estratégico que le permita bajar su exposición en el país. Así, se perfila a seguir el camino iniciada por otra de las empresas trasandinas, como Latam.  En un año en el que el PBI caerá al menos 12%, la baja del consumo achica las perspectiva de la cadena de multitiendas.
 
En el país Falabella tiene 10 tiendas y el mismo grupo empresario es dueño de 9 sucursales de Sodimac, con locales especializados en materiales de construcción y artículos para el hogar.
 
Tras la decisión de Falabella está la crisis desatada por la pandemia, y también los problemas habituales de la economía argentina, entre ellas, las restricciones cada vez más marcadas para importar y el impacto de la brecha cambiaria.
 
Fuentes de la compañía le dijeron a Clarín que están en busca de un "socio estratégico" ya que la intención de los socios mayoritarios es irse del país.
 
En el entorno de la firma aseguran que "la decisión está tomada, pero no sería inminente. Hay directores que sugieren freezar toda la operación a un mínimo y ver qué pasa luego de las elecciones del año próximo, pero son minoría".  
 
La compañía chilena había empezado a achicarse en el país el año pasado, cuando bajó la persiana de uno de sus locales más grandes, que estaba ubicado en la calle Florida.
 
La cadena de multitiendas es propiedad de la familia Solari, quienes habían hecho una apuesta fuerte por Argentina. "Los Solari siempre han visto a la Argentina como un gran potencial de consumo", indicaron fuentes del mercado.
 
Además de Sodimac, otro de los negocios del grupo en el país es la tarjeta financiera CMR, que tiene cerca de 300.000 clientes.
 
Ahora la compañía está en busca de compradores, una tarea nada fácil en este contexto. Otras multinacionales que también buscan salir del país, como Walmart, aún no encuentran una oferta conveniente.
 
La pandemia golpeó en los ingresos globales de Falabella que tiene presencia en siete países: Chile, Argentina, Perú, Colombia, México, Brasil y Uruguay. Entre enero y junio perdió US$ 136 millones, frente a las ganancias de US$ 205 millones del primer semestre del año previo.
 
en lo que va del año, las acciones de la firma cayeron en torno al 30%. Los ingresos bajaron 25% y totalizaron US$ 2.140 millones en el segundo trimestre.
 
"Los resultados del trimestre reflejan el fuerte impacto de los cierres forzados de tiendas y centros comerciales, lo que resulta en un deterioro de margen relevante, como consecuencia del drástico cambio de mix en términos de canales y categorías, acompañado de aumentos en los costos de riesgo en los negocios bancarios", dijo Gaston Bottazzini, CEO del grupo, al presentar el balance de la empresa ante la bolsa de valores de Santiago de Chile.
 
Falabella buscó ganar presencia en el mercado online, pero se enfrentó con varios problemas de logística. La situación de hizo crítica en Argentina, donde los consumidores volcaron sus reclamos a las redes sociales por las demoras en las entregas de los productos.
 
En Chile, antes de la pandemia la compañía tenía el 36% de las ventas online del país. Ese market share cayó al 25% en medio de la crisis del coronavirus.
Fuente: 
Clarín.