Domingo, 24 Enero, 2021 - 18:35

Evo Morales recibió el alta médica tras estar dos semanas internado por coronavirus

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Evo Morales recibió este domingo el alta médica de la clínica privada donde permanecía internado desde hace dos semanas tras contagiarse de covid-19.
 
“Me siento bien, pero con un poco de tos”, declaró el ex presidente de Bolivia en conferencia de prensa, tras hacer un llamado a la población a cumplir las medidas de prevención para evitar la propagación del virus y nuevos contagios.
 
El ex mandatario permaneció en una clínica privada en la ciudad de Cochabamba (centro) al cuidado de “una junta médica del exterior” que no fue identificada, aunque algunos medios aseguraron que era asistido por galenos cubanos.
 
Uno de los médicos que lo acompañaba dijo estar satisfecho por su evolución, al no presentar “serias complicaciones ni daños pulmonares” aunque le recomendó un par de semanas de reposo para un completo restablecimiento.
 
Morales dijo que, “si lo autorizan los médicos”, estaría dispuesto a convertirse en donante de plasma sanguíneo para la recuperación de futuros contagiados, aunque el médico aclaró que tal decisión estará en función de evaluaciones médicas.
 
Evo Morales (2006-2019) dio positivo por covid-19 el pasado 13 de enero.
 
Posteriormente, ya en la clínica privada, el propio ex presidente boliviano reveló que los mandatarios de Argentina, Cuba y Venezuela, con quienes sostiene estrechos lazos políticos, le ofrecieron trasladarlo a dichos países para darle tratamiento especializado.
 
El ex jefe de Estado dimitió en noviembre de 2019 por una fuerte convulsión social interna, tras 14 años en el poder.
 
Bolivia registró este sábado la cifra más alta de fallecidos en la segunda ola de la covid-19 que azota al país, con 56 decesos en un día y se acerca a los 10.000 muertos y 200.000 casos positivos acumulados.
 
El último reporte del Ministerio de Salud da cuenta de 56 muertes registradas en esta jornada, una nueva cifra récord en este rebrote que vive Bolivia, lo que eleva a 9.927 los fallecidos desde marzo pasado, cuando se detectó la enfermedad por primera vez en el país.
 
Hace dos días el reporte diario fue de 54 muertos, mientras que la cifra más alta de fallecidos en toda la pandemia se registró en septiembre pasado cuando el país atravesaba la primera ola, con 102 decesos en un día.
En esta jornada se confirmaron 1.732 nuevos contagios de la covid-19, con lo que el acumulado desde marzo de 2020 llega a los 199.989 infectados.
 
En el país, sobre todo en las regiones más afectadas, se han vuelto a vivir episodios de hospitales saturados y las redes sociales están nuevamente llenas de personas buscando un espacio en terapia intensiva, pedidos de ayuda para encontrar algún medicamento, campañas solidarias para costear tratamientos y obituarios.
 
El Gobierno del presidente Luis Arce atribuye el aumento de casos a la aplicación de pruebas masivas para detectar la enfermedad de forma temprana, uno de los pilares de su estrategia contra el rebrote.
 
Arce, que lleva poco más de dos meses de gestión, levantó en diciembre una prohibición a los eventos masivos para reactivar la economía y descarta volver a la cuarentena rígida que se aplicó en 2020.
 
Hace unos días el Ejecutivo boliviano aprobó nuevas disposiciones que incluyen la aplicación del horario continuo laboral y el teletrabajo como opción preferente, además de dejar a los Gobiernos subnacionales la responsabilidad de aplicar medidas restrictivas como ajustar el aforo y horarios en espacios públicos o prohibir los eventos masivos.
 
El Gobierno aseguró la compra de vacunas rusas Sputnik V y la desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, cuya llegada a Bolivia está prevista para marzo y abril, respectivamente.
 
Un primer lote de 6.000 vacunas rusas arribará al país la próxima semana.
 
Fuente: 
Infobae