Martes, 16 Octubre, 2018 - 12:15

Evangelistas sobre la ley de educación sexual: "Pretende imponer contenidos disparatados y eliminar el disenso"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la Argentina (Aciera) alertó hoy acerca de la educación sexual que "se intenta introducir una ideología de género sin base científica ni biológica que pretende imponer contenidos disparatados y eliminar el disenso, actitud propia de los estados totalitarios". 
 
A través de un comunicado, Aciera expuso su posición "frente al intento de modificación de la actual ley 26.150 de Educación Sexual integral (ESI), y los contenidos de la misma". 
 
En tal sentido, el Consejo Directivo de Aciera planteó que "le cabe al Estado la responsabilidad de asegurar que una educación sexual integral llegue a todo niño y/o adolescente", pero que, paralelamente, esa educación "debe contar con la más amplia participación de los padres y la comunidad educativa tanto en las modalidades de su implementación como en el diseño de su contenido". 
 
Agrega el documento que la educación sexual y la legislación que la regula, "dado el campo tan delicado que aborda, debe respetar los idearios institucionales y la educación ofrecida por los padres". 
 
Añade el comunicado que la educación sexual debe ser "un espacio para considerar aspectos biológicos, científicos, psicológicos y sociales de la sexualidad. Debe darse de acuerdo a la edad de quien la recibe y sin avasallar la conciencia de padres, docentes y alumnas/os".
 
Y puntualiza: "Desde ACIERA alertamos que se intenta introducir una ideología de género sin base científica ni biológica que pretende imponer contenidos disparatados y eliminar el disenso, actitud propia de los estados totalitarios".
 
La entidad hace referencia también a la "acción política partidaria", sobre la cual señala que si bien "celebra y anima" la inserción a título personal de creyentes que forman parte de dichas iglesias, aclara que "no apoya políticas partidarias, tampoco apoya ni fomenta la creación de partidos políticos o líneas políticas “evangélicas”. 
 
"También aclaramos que ningún actor social o político puede arrogarse la representación de los evangélicos", puntualiza.
 
En cuanto a la actividad social, Aciera alienta a sus comunidades a "participar de manera mancomunada junto al gobierno nacional y los gobiernos municipales y provinciales, como así también con las instituciones de la sociedad civil y las organizaciones ciudadanas, en todo aquello que implique una ayuda a quienes estén pasando necesidades económicas, físicas o emocionales". 
 
"Estar junto a los más necesitados ha sido y es uno de los mayores aportes que las iglesias evangélicas han hecho a la sociedad", destaca la organización evangélica.
 
"Es bueno señalar que la tarea social que se realiza desde siempre en nuestras Iglesias, nada tiene que ver con una actuación política partidista, sino en obediencia a las Escrituras, donde se nos exhorta a ocuparnos de los más débiles, ayudando a suplir sus necesidades físicas, emocionales y espirituales", sostiene el documento.
 
Finalmente, Aciera aclara que como organización religiosa, "no tiene posición política, ni favorece una política partidaria determinada". 
 
"Celebramos y alentamos que los creyentes se comprometan en la sociedad con el afán de ser sal y luz e instrumentos de verdad y justicia. Este compromiso cada uno lo lleva de acuerdo a su conciencia", puntualiza la nota.