Sábado, 31 Octubre, 2020 - 09:13

Etchevehere: “Los usurpadores cobraron viáticos y enterraron plantines comprados en un vivero”

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El exministro dijo que encontró la casa de su campo completamente destrozada y dijo que está evaluando las pérdidas. "Es gente realmente sucia la que estuvo acá", disparó.
 
Luis Miguel Etchevehere contó este viernes cómo quedó Casa Nueva, el campo en el que se instalaron Juan Grabois y militantes del Proyecto Artigas en el marco del conflicto familiar con Dolores, su hermana. Además de remarcar los destrozos en la vivienda, el exministro de Agroindustria aseguró que la toma se realizó con aval económico y político del Gobierno Nacional.
 
“Es gente realmente sucia la que estuvo acá. Estamos limpiando con detergente y lavandina para sacar la mugre. Limpiaron cosas con las toallas, dejaron ropa interior colgada en las canillas de los baños, realmente un asco. Tomaron la casa principal, donde están nuestros efectos personales. Forzaron celosías. Desarmaron la cocina. Todas las puertas están arrancadas. Faltan juguetes de nuestros hijos, míos y de mis hermanos de cuando éramos chicos. Estamos en etapa de reconstrucción”, relató Etchevehere en diálogo con Marcelo Bonelli en Canal Trece.
 
Entre otros puntos, el dirigente rural resaltó que los militantes que ocuparon su casa reciben dinero y contó una anécdota que ocurrió cuando desalojaron el campo. “Los usurpadores se fueron a una estación de servicio y, como esta es una comunidad chica, la gente que trabaja en el lugar nos contó lo que hicieron: consumieron por $900 y pidieron un ticket por $1.500. ¿Quién les paga viáticos? Alguien estuvo financiando la toma con dinero. Y ellos inflan los gastos para robarle también a quien les paga“, contó.
 
Ahora, la familia Etchevehere está registrando el estado del establecimiento para llevar las pruebas a la Justicia. Asimismo, buscan evaluar las pérdidas económicas tras la muerte de dos animales.
 
“Queremos retomar el sistema productivo del campo y del ordeñe en el tambo. Ellos en 14 días hicieron unos surcos de 15 ó 20 metros por 5 ó 10 metros abajo de un eucaliptus: cualquiera de campo sabe que el eucaliptus chupa tanta agua alrededor que abajo no crece nada. Ahí hicieron una huerta. Pero anoche comprobamos que lo que aparece brotado son plantines comprados en un vivero. Son tan truchos que montaron la escena y los enterraron como si hubiera brotado algo”, cerró Etchevehere.
 
Fuente: 
Info Campo

Notas relacionadas