Viernes, 6 Marzo, 2020 - 15:32

Estos son los alimentos básicos que no deben faltar en tu heladera

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Hacer las compras y mantener la heladera llena no parece una tarea demasiado complicada. Sin embargo, lo importante no es abarrotarla con cualquier producto, sino llenarla de alimentos saludables, variados y que nos ayuden a resolver nuestra dieta diaria. Por este motivo, comprar carnes, vegetales o lácteos debe ser algo que hagamos a conciencia y, dentro de lo posible, de manera planificada. A continuación, presentamos un listado con algunos elementos básicos que no deben faltar en nuestra heladera:

Lácteos

Los lácteos son uno de los artículos que no pueden escasear en nuestro hogar, especialmente si vivimos con niños. La leche suele constituir la base de cualquier desayuno y merienda y los quesos acostumbran ser el aliado ideal para todo tipo de comidas -tartas, sándwiches, pizzas y empanadas, entre otros-. Por suerte, hoy en día, éstos y otros tantos productos elementales pueden solicitarse a través de aplicaciones como la de Pedidos Ya y en tan sólo minutos llegan a la puerta de nuestra casa. Este servicio cuenta con numerosos supermercados con envío a domicilio como Disco, lo cual nos proporciona una gran variedad de opciones.

Carnes y huevos

En el caso de las carnes, lo más recomendable es optar por aquellas de bajo contenido en grasas, como el pollo y el pescado. Las carnes magras, además de ser un elemento indispensable de una dieta sana, suelen ser más económicas que las demás. Por su parte, los huevos son un alimento sumamente proteico, que se conserva fresco por mucho tiempo y que se emplea prácticamente en todas las comidas. De acuerdo con esto, carne y huevos son dos elementos que sí o sí debemos tener en la heladera. 

Frutas y verduras

Las frutas funcionan perfectamente como tentempié, por lo que contar con ellas es de suma importancia si no queremos recurrir a otros snacks menos saludables. La porción ideal de frutas por día corresponde a una taza de las mismas cortadas en trocitos. Por otro lado, siempre es recomendable tener verduras de hoja verde -como espinaca, acelga y lechuga- y consumir cotidianamente aquellas de tonalidades rojizas, como tomates y zanahorias.

Embutidos

Lo bueno de los embutidos es que pueden comerse crudos y sin otro acompañamiento, por lo que resultan muy útiles cuando no tenemos tiempo de cocinar, o para llevarlos de merienda al trabajo. Sin embargo, es preciso aclarar que, debido a su elevado contenido en grasas y sal, este tipo de productos deben consumirse con moderación.

Aderezos

Finalmente, haremos referencia a los aderezos. Estos comodines son ideales para acompañar nuestras ensaladas y carnes varias, dándoles un toque especial a nuestras comidas y ayudando a que cada plato sea más sabroso. Por eso, en nuestro refrigerador no pueden faltar estos complementos esenciales.