Martes, 31 Diciembre, 2013 - 12:49

Esteban Cambiasso: "Ojalá sea el tapado del DT"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El volante aseguró que sueña con ocupar un lugar en la Selección para jugar el Mundial en 2014.

Desde que Alejandro Sabella dijo que tenía en carpeta un jugador "tapado" su nombre se colocó a la cabeza de los posibles convocados y, aunque intenta controlar la ilusión, sueña en grande: "Desearía estar en la lista del Mundial, ojalá sea el 'tapado" de Sabella", manifestó Esteban Cambiasso en declaraciones al diario Olé dejando en claro que el máximo deseo es estar en la Copa del Mundo Brasil 2014.

• Sobre los rumores de su convocatoria

"Para mí es solo eso, un rumor. Leí y escuché lo que se dijo pero no tengo mucho para analizar porque no hay nada concreto".

• Ilusión encendida

"Desearía estar en la lista, pero por ahora no me lo puedo imaginar porque no estuve en este proceso. No hay jugador en el mundo que no desee estar en un Mundial, pero no hay nada real para sustentar ese deseo".

• El sueño mundialista

"El Mundial es el título que soñamos todos, el que daría cualquier cosa por tener. Pero sé que es difícil".

• Su análisis sobre la ausencia en el proceso de Sabella

"En una selección tenés que ser del agrado de quien elige, que es el entrenador. A veces te toca y estás contento de ser parte, y a veces no te toca y eso tampoco va siempre ligado a un rendimiento. A mí me tocó estar afuera del Mundial 2010 y, al menos con mi equipo, habíamos logrado todo lo que se puede lograr (N de R: con el Inter había conquistado el título de la Serie A, la Copa Italia, la Supercopa de Italia, la Champions League y el Mundial de Clubes). Siempre entendí que hay alguien que tiene que elegir y que tiene esa responsabilidad, y no siempre la elección gira para tu lado. Por suerte, en lo que tengo de carrera, casi todos los entrenadores me han elegido, exceptuando ese tema del Mundial 2010".

• La esperanza

"Ojalá que sea el tapado de Sabella. Hay que jugar, tratar de tener un nivel alto y después se verá. Ojalá tenga otra posibilidad de volver a estar, porque jugar con la Selección es una de las mayores satisfacciones que podés tener".

• Su visión de la Selección

"Es bueno tener una base fuerte y sólida, un equipo que se conoce, que no de casualidad obtiene resultados. A todos los argentinos nos pone contentos y nos da seguridad de cara a lo que toca, que es el Mundial".

"Uno ve lo que es la Selección. Es imposible no seguirla porque la seguís como hincha cuando no estás. Siempre. Y se ve que hay una idea muy clara, que hay una tranquilidad para trabajar y eso es bueno. Por lo que hablo con mis compañeros del Inter, lo notan y están felices".

"Yo creo que el potencial ofensivo de Argentina es inigualable. Es muy difícil encontrar otra selección con tantas variantes y soluciones ofensivas. Es normal que después se pueda sufrir un poco atrás porque la apuesta es tener un equipo de tracción delantera. Pero tampoco la cuestión defensiva me parece alarmante. Los resultados que se obtuvieron hasta hoy son positivos y hay que tener una mirada optimista".

"Argentina llega bien (al Mundial), me gusta la Selección. Es un equipo que le genera temor al rival de antemano y eso es importante. Ser respetado y que al menos de arranque el rival te tema, hace que si vos después tenés tu fuerza para imponerte, la cosa se hace seria. Eso es lo que espero que Argentina pueda conseguir sobre todo en los primeros partidos del Mundial. Porque todo lo que es la previa se termina. En el Mundial empieza una historia completamente distinta".

• La experiencia de su último Mundial

"Aprendí que un Mundial lo esperás toda una vida y pasa rapidísimo. En cuanto al juego, creo que Argentina estaba bien, que de los últimos mundiales fue uno de los mejores que se hizo. Y en lo personal, en cinco partidos me tocó de todo. Ser titular en el primero; salir en el segundo, entrar a los 15 minutos y hacer uno de los goles que recordaré toda mi vida, no solo yo sino muchos de los argentinos futboleros".

"Y después lo de Alemania, que lo único que no repetiría es patear al mismo lado. Por personalidad mía y mi manera de ser, me hubiera sentido mucho peor si me hubieran dicho de patear el penal y no lo pateaba. Porque sin más hubiese sido cargar de responsabilidad a otro, y eso no me lo habría perdonado nunca".

Ese penal fallado dejó a la Argentina fuera de la Copa del Mundo en cuartos de final y la figura de Cambiasso se vio rodeada de un estigma, el de los jugadores que, teniéndolo todo, nunca pudieron llevar a la Selección al sueño del Mundial. "Cuchu" no siente, sin embargo, ese peso sobre su cuerpo: "Lamentablemente, a varias generaciones se nos ha negado ese resultado. Quien más, quien menos, hemos ganado en los clubes, y yo estoy agradecido de eso. En los últimos años, quienes hemos integrado la Selección Mayor, también hemos tenido la suerte de ganar en Juveniles... El último título de la Mayor fue en 1993, o sea que somos muchísimos jugadores los que tenemos esa realidad", remarcó.

Y sobre el mismo tema agregó: "Me encantaría tener un título con la Mayor. Pero no me siento apuntado por eso porque creo que lo que vivo yo es lo que viven todos los muchachos que jugaron en los últimos 20 años en la Selección".

 

Las cartas están sobre la mesa. Alejandro Sabella no tiene mayores dudas sobre los 23 jugadores con lo que buscará un título que la Selección desea desde hace 27 largos años. Quedan muy pocos casilleros vacíos. Dos o tres. Y Cambiasso sueña...

Fuente: 
Playfútbol