Sábado, 1 Febrero, 2020 - 21:28

“Estamos cambiando la realidad de las comunidades”, aseguró Capitanich en la entrega de tarjetas alimentarias

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Hoy fue el último día de entrega de tarjetas alimentarias y Chaco será la primera provincia del país en distribuir los plásticos en todo su territorio. “La política beneficia de manera directa con 328 millones de pesos mensuales a 66.499 chaqueñas y chaqueños y a 2200 comercios adheridos a la red de proveedores locales”, expresaron desde el gobierno provincial.
 
El gobernador Jorge Capitanich y la vicegobernadora Analía Rach Quiroga supervisaron, este sábado, la entrega de tarjetas Alimentar en General Pinedo, Corzuela, Las Breñas y Charata en una jornada que incluyó operativos en 11 localidades. De esta manera concluye la entrega de las 66.499 tarjetas previstas para la etapa inicial del programa nacional Argentina contra el Hambre en Chaco, primera provincia en implementarlo en todo su territorio.
 
“Estamos volcando 328 millones de pesos mensuales, unos cuatro mil millones de pesos al año a la comercialización de alimentos, es una herramienta extraordinaria para la recuperación de la economía local que potencia el consumo y el comercio”, resaltó el gobernador durante la recorrida por los operativos de la que también participó la ministra de Desarrollo Social María Pia Chiacchio Cavana. La jornada incluyó también la entrega de las tarjetas a beneficiarios y beneficiarias de Gancedo, General Capdevila, Campo Largo, Hermoso Campo, La Clotilde, La Tigra y San Bernardo.
 
Así, más de 66 mil chaqueños ya cuentan con sus tarjetas que les garantiza el acceso a una alimentación saludable en más de 2.200 comercios adheridos en toda la provincia. “Las tarjetas son una herramienta clave para impulsar una política social, inclusiva y sustentable contra el hambre, a través del desarrollo productivo, la generación de empleo, y la reactivación de las economías locales” expresó el mandatario, quien en los últimos 13 días recorrió, junto a la vicegobernadora más de 50 localidades para supervisar y garantizar la efectividad de los operativos.
 
Chaco inicia febrero con la plena implementación de una política estratégica que garantizará la soberanía alimentaria y el desarrollo de las economías locales en sus 69 municipios. “Estas son políticas concretas para los cambios concretos que necesitamos, estamos cambiando la realidad de las comunidades, reconstruyéndolas desde abajo hacia arriba”, resaltó.
 
El desafío del gobierno ahora es fortalecer las unidades de seguimiento nutricional y el estímulo de hábitos alimenticios saludables, además de aumentar la cantidad de productores y comerciantes en la red de proveedores locales, no solo para aumentar la oferta a las y los beneficiarios, sino también las oportunidades de desarrollo a productores y comerciantes.
 
Para ello el gobierno trabaja en los acuerdos con comerciantes y productores para fijar un precio de referencia que les garantice rentabilidad sin perjudicar el poder adquisitivo de las y los beneficiarios. Los comercios interesados deben inscribirse a través del Banco del Chaco SA y contar con la terminal eléctrica de lectora de tarjetas.
 
 
También se realizarán ferias francas todos los terceros viernes de cada mes, para brindarles un espacio de comercialización de su producción a pequeños productores y trabajadores de la economía popular y la agricultura familiar. “Uno de los objetivos de este gobierno es lograr que las chaqueñas y los chaqueños consuman lo que se produce en la provincia para que el dinero que se genera o ingresa a la provincia, se quede en la provincia”, expresó el mandatario.
 
El gobierno trabaja en la implementación del régimen de corresponsabilidad gremial para regularizar a trabajadores de la economía popular. “Es una solución para que las y los productores con producción estacional, tengan asegurada su jubilación, obra social y cobertura de riesgo de trabajo”, explicó.
 
“Estamos concretando una de las metas más urgentes del gobierno que es asegurar los platos de comidas todos los días en todas las mesas de las y los chaqueños”, resumió y solicitó a las y los beneficiarios que no utilicen las tarjetas de manera irregular y a los comerciantes que no aumenten los precios.
 
PROGRAMA DE SEGURIDAD Y SOBERANÍA ALIMENTARIA
 
Por otro lado, como complemento a esta política nacional, el gobierno provincial trabaja en el programa de Seguridad y Soberanía Alimentaria que buscará en primer lugar reorganizar territorialmente todos los puntos estratégicos para la implementación de políticas nutricionales como los merenderos y los comedores comunitarios y escolares. Además brindará atención diferencial para las personas con bajo peso y demandas especiales como personas celíacas.
 
“La política de seguridad alimentaria se nutre de la provisión de tarjetas alimentarias, la red de proveedores locales, el fortalecimiento de la agricultura familiar, la potenciación de los comercios locales, la articulación de redes de merenderos y comedores comunitarios y escolares y asignación de módulos específicos para áreas críticas que requieren de la asistencia de la Unidad de Monitoreo para casos de desnutrición”, resumió el mandatario y remarcó el programa de alimentación saludable destinado a reducir desnutrición, obesidad, sobrepeso y prevenir enfermedades crónicas no transmisibles.
 
El objetivo es garantizar que la asistencia en los territorios sea distribuida correctamente y pueda ser evaluada y controlada. Para ello se trabajará en forma conjunta con los Municipios a fin de garantizar la territorialidad de la política. “Queremos que el Estado provincial esté en los barrios y en cada una de las zonas para que todos los chaqueños y chaqueñas tengan las mismas oportunidades y reciban los mismos servicios, atención y contención del Estado Provincial”, explicó la ministra de Desarrollo Social María Pía Chiacchio Cavana.
 
UNA ORGANIZACIÓN EN TORNO A LAS Y LOS BENEFICIARIOS
 
La ministra de Desarrollo Social celebró la culminación de la entrega de Tarjeta Alimentar, tras 13 días de intensos operativos en todo el territorio provincial que permitirán iniciar febrero con la implementación absoluta del programa nacional Argentina contra el Hambre. En ese sentido, destacó el trabajo de las y los trabajadores del Ministerio de Desarrollo Social y los municipios. “El trabajo conjunto entre el ministerio y los municipios hizo posible la organización eficiente y eficaz pensada exclusivamente en las y los beneficiarios, para que las mujeres embarazadas, madres con sus niños y niñas pequeñas y personas discapacitadas encuentren una atención amable y eficiente”, resaltó.
 
No obstante señaló que queda un amplio trabajo por delante para garantizar la operatividad y el cumplimiento de los objetivos del plan nacional. “Queda aún un amplio trabajo por delante, tenemos que fortalecer las unidades de seguimiento nutricional, estimular el consumo de leche, frutas verduras, hortalizas, lácteos y carne, ejercer un control de precios, y principalmente que los pequeños productores y sectores de la economía popular y la agricultura familiar puedan hoy encontrar un ámbito donde comercializar sus productos para lograr que este gran programa sea un plan de empleabilidad en la provincia”, concluyó.

Notas relacionadas