Domingo, 25 Agosto, 2019 - 12:16

Estamos ante la posibilidad de construir una provincia mejor
Por Teresa Celada (*)

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El día de ayer se cerraron las listas en el Chaco, ahora conocemos con nombres, apellidos y caras quienes tienen la posibilidad de gobernar la provincia durante 4 años.
 
El 13 de octubre volvemos a las urnas, esta vez para elegir al próximo Gobernador, a su Vice y a 16 diputados, estos últimos sólo se renuevan por mitades, por eso sólo será ese número el de la renovación.  El partido justicialista y allegados tienen 18 diputados, para estas elecciones ponen en juego 9, por su parte Cambiemos tiene 13 y pone en juego 7.
 
Pero más allá de saber y estar conscientes de qué elegimos y cómo, es a quienes votamos. Al parecer a veces en el cuarto oscuro algunos pierden la memoria, pero ante los últimos sucesos no debemos olvidar que recientemente, no sólo fuimos rehenes de las internas, sino que además también testigos del mayor despilfarro y mala administración de los últimos años de la historia provincial.
 
En su momento, el ahora candidato a gobernador Jorge Capitanich, había recibido una provincia ordenada y con súperavit en las empresas del Estado, y gobernó con un gobierno Nacional a fin, que se encargó de destinar fondos siderales para que la provincia pueda crecer y posicionarse en la región.
 
Una vez terminado el mandato de Capitanich, el actual gobernador manifestó el desastre que había encontrado y cómo la provincia podría quebrar si no recibiera toda la ayuda de Nación que percibe, obviamente actualmente le cuesta reconocer que esto es así, por lo tanto no permite que los chaqueños reconozcan que todas esas obras que se habían prometido e inclusive inaugurado se están concretando recién ahora, si es que lo están haciendo.
 
Ahora bien, es preciso que de acá al 13 de octubre no perdamos de vista que desaparecieron 200 toneladas de leche, que el agua no llega al interior, que las viviendas recaen en los amigos y punteros del gobierno, que destruyeron y corrompieron a Instituciones como la policial, dejaron que la droga entre a nuestras casas, que nuestros hijos sumen un año completo sin clases, los hospitales sin insumos y colapsados.
 
Es momento de decir basta a este despilfarro provincial, eligiendo a personas que obran según su conciencia y ética, porque a través de estos se ven reflejadas las políticas públicas de los gobiernos. No se vive de promesas y sueños rotos, si revisamos la situación vemos que los mismos que hoy piden un voto son los que negociaron con los movimientos sociales usando su dignidad y malacostumbrándolos a un asistencialismo desmedido, teniendo ahora el tupé de no hacerse cargo de la situación, girando el dedo hacia otro lado.
 
Démosle la oportunidad de gobernar a aquellos que con el sólo y simple hecho de prometer una administración ordenada pueden conseguir cambios a corto plazo. Empecemos a creer que podemos estar mejor.
 
(*) Concejal de Resistencia