Jueves, 16 Enero, 2020 - 18:04

Cambio de planes
Estados Unidos dio su postura al gobierno argentino sobre su apoyo a Brasil para ingresar a la OCDE

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Funcionarios de la embajada norteamericana se reunieron en la Casa Rosada con Martín Guzmán y Gustavo Beliz. Sostuvieron que Washington veía más avanzado al gobierno de Bolsonaro en su propuesta para llevar al selecto club de países. Y aclararon que la decisión no tiene nada que ver con la marcha de la economía o con un tema ideológico
 
Apenas dos días después de que Donald Trump apoyó abiertamente a Brasil para integrar la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) desde la diplomacia de Estados Unidos transmitieron a la Argentina que la decisión del presidente norteamericano “no implica nada de personal ni ideológico” contra la administración de Alberto Fernández y que Washington seguirá avalando en un futuro a la Argentina para ingresar al selecto club de países desarrollados.
 
Funcionarios de la embajada de Estados Unidos se reunieron esta tarde en la Casa Rosada con referentes del Gobierno, entre los que estaba el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz y el ministro de Economía Martín Guzmán para trasladar “cierta tranquilidad” y “despejar fantasmas de Washington hacia la Argentina”, según explicaron fuentes diplomáticas.
 
Los enviados del embajador Edward Prado que se reunieron en la Casa Rosada dejaron bien en claro que el cambio de estrategia de Estados Unidos de apoyar ahora a Brasil para ingresar a la OCDE cuando en el gobierno de Mauricio Macri avalaban a Argentina “no tiene nada que ver con un tema personal o ideológico”.
 
Durante el encuentro que se realizó en el primer piso de la Casa Rosada los diplomáticos norteamericanos explicaron que el presidente Trump había decidido apoyar ahora a la administración de Jair Bolsonaro para entrar a la OCDE porque ven que la Argentina “ahora está más enfocada en temas ordenar su economía y enfocarse en temas de emergencia”.
 
A la vez, Estados Unidos deslizó en el encuentro con Béliz y Guzmán que desde Washington se veía que Brasil estaba más avanzado en el cumplimiento de los 24 items que exige la OCDE para poder ingresar que los avances que mostró hasta ahora la Argentina. Es que para ingresar a este club de países desarrollados los Estados deben cumplir con un amplio listado de requisitos que incluyen transparencia pública, cuentas fiscales ordenadas, parámetros de la economía medianamente claros y políticas de lucha contra la corrupción acordes a los mandatos de la OCDE.
 
De todas maneras, la administración norteamericana dejó en claro al Gobierno que la estrategia de Trump no es apoyar dos candidatura latinoamericanas a la vez y que en el “futuro inmediato” Washington apoyará a la Argentina para poder sumarse al grupo de países más poderosos.
 
Hasta que Macri dejó el poder la administración de Trump había avalado el ingreso de Argentina en la OCDE. Incluso Trump había enviado una carta a esa organización para respaldar la candidatura argentina que fue trabajando arduamente el ex secretario del Ministerio de Economía Marcelo Scaglione. Pero hasta ahora no había oficializado esa postura abiertamente. Con la llegada de Fernández a la Casa Rosada, la visión de Trump viró sustancialmente y decidió apoyar hace dos días formalmente a Brasil para dejar más adelante un respaldo a la Argentina.
 
Después de que Trump apoyara públicamente a Brasil para ingresar en la OCDE en Buenos Aires se especuló que ello respondía al apoyo de Fernández al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela y a la decisión de dar refugio al ex presidente de Bolivia Evo Morales. Sin embargo, desde la diplomacia norteamericana se encargaron de aclarar hoy que ello no tiene nada que ver con el tema OCDE ni en “nada personal o ideológico” contra Fernández.