Miércoles, 25 Noviembre, 2020 - 12:23

La Fiscalía sostiene que fue un suicidio
Esperan resultados de la prueba que determinará quién utilizó el arma que mató a Gisela Barreto

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Ayer por la mañana se conoció la muerte de Gisela Barreto, una joven de 26 años que fue hallada sin vida con un disparo en el pecho en una vivienda de la localidad de Colonia Elisa. El disparo fue efectuado con el arma reglamentaria de su pareja, un agente policial. 
 
La fiscalía tituló la causa como “Supuesto Suicidio”, tras la toma de testimonios y la prueba de dermotest, por lo que el funcionario policial continuó en libertad. Sin embargo, se aguardan los resultados del barrido electrónico que confirmará quién disparó el arma. 
 
Según precisaron fuentes judiciales a Diario Chaco, la prueba de detección de pólvora en manos (barrido electrónico), se realizó tanto a Barreto, como a su pareja -el agente policial- y al padre de éste, ya que fue quien trasladó a la joven de 26 años al hospital en su auto. 
 
Gisela Barreto murió tras recibir un disparo a la altura del corazón, el arma utilizada, una Bersa calibre 9mm, pertenece a su pareja el agente policial, Carlos Ojeda. Aun así, la fiscalía a cargo de Andrea Langellott, apunta a un suicidio ya que “nada indica otra cosa”. 
 
Además, según informaron fuentes judiciales “no existen denuncias por violencia de género, y vecinos de la pareja descartaron peleas entre ambos”. Aunque, los familiares de la joven sostienen que se trató de un femicidio y a raíz de ello se manifestaron pidiendo justicia.
 

Notas relacionadas