Miércoles, 2 Diciembre, 2020 - 15:21

Coincidencias en que habría planteos de inconstitucionalidad
Especialistas del derecho atacaron el proyecto que busca que Toledo no pueda presidir el STJ

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Tres reconocidos letrados dialogaron con Diario Chaco sobre la iniciativa del Frente Chaqueño que busca que Toledo no pueda presidir el máximo órgano de la justicia chaqueña. Con diferentes argumentos, todos apuntaron contra el proyecto.
 
La situación surge luego de que el interbloque Frente Chaqueño, encabezado por su presidente Juan Manuel Pedrini y con las firmas de los diputados Claudia Panzardi, Liliana Spoljaric, Elda Insaurralde, Teresa Cubells, Gladis Cistaldo, Nicolás Slimel, Juan José Bergia y Rodolfo Schwartz, presentaran el proyecto de Ley Nº 2017.
 
El mismo plantea la modificación del Artículo 22 de la Ley 1 – B, estableciendo que “no podrán ocupar la Presidencia del Superior Tribunal de Justicia, las personas que hubieran sido funcionarios y funcionarias de la Dictadura Cívica- Militar 1976/1983 o hubieran ocupado cargos dentro de las estructuras de gobierno puesta en funcionamiento por dichos gobierno de facto”.
 
La iniciativa oficialista apunta contra Rolando Toledo, quien integró la Comisión de Asesoramiento Legislativo (CAL) durante la última dictadura militar que atravesó el país. “Existe la preocupación manifiesta que el juez Rolando Toledo, quien integró la Comisión de Asesoramiento Legislativo durante la dictadura 1976-1983 pueda ocupar nuevamente el cargo de presidente de máximo tribunal de Justicia de la Provincia. Queremos evitar que esto vuelta a suceder estableciendo un marco normativo claro” marcaron los legisladores. A la vez, en el comunicado de prensa difundido expresaron que se trata de una “norma necesaria hasta una reforma constitucional que establezca la falta de idoneidad de funcionarios de la dictadura para ocupar cargos públicos”.
 

Vale remarcar que Toledo fue elegido por unanimidad por sus pares del Superior Tribunal de Justicia para llevar las riendas de la justicia chaqueña en el período 2021. Debe jurar el próximo 23 de diciembre para empezar así su cuarto mandato al frente del STJ, ya que ocupó el cargo en el 2010, 2014 y 2018.

Ante este panorama, se refieren al respecto tres especialistas: Carlos Leunda, quien presidió el bloque UCR de la Convención Reformadora de la Constitución Provincial; Juan Penchansky, quien fue abogado del Comité contra la Tortura e integró el primer Jurado de Enjuiciamiento del país; y José Bistoletti, que supo presidir el Consejo de Abogados y fue hasta hace poco tiempo el representante de abogados de la primera circunscripción en el Consejo de la Magistratura.
 
El que comenzó fue Leunda, quien inició explicando que “el bloque de Diputados Provinciales del Partido Justicialista presentó el Proyecto de Ley N° 2017 que propone la reforma del Artículo 22 de la Ley N° 1-B que establece que “no podrán ocupar la Presidencia del Superior Tribunal de Justicia las personas que hubieran sido funcionarios y funcionarias de la Dictadura Cívico Militar 1976/1983 o hubieran ocupado cargos dentro de las estructuras de gobierno puesta en funcionamiento por dicho gobierno de facto”. El Proyecto tiene nombre y apellido porque está indisimuladamente destinado a vetar la Presidencia del Superior Tribunal por el Dr. Rolando Toledo, elegido para tal función para el próximo año 2021”.
 
"Establecer condiciones de elegibilidad no previstas en la Constitución es inconstitucional"
 
El ex constituyente criticó en duros términos al proyecto al considerar que “estamos acostumbrados a ver el uso maniqueo que el Peronismo hace de los derechos humanos” y describió: “Avaló la autoamnistía que la Dictadura se otorgó a sí misma en vísperas del regreso a la democracia, no ejerció la defensa de los presos políticos del Chaco, dispuso el aniquilamiento de los Montoneros que hoy homenajea, creó la fuerza paramilitar Triple A que asesinó a miles de jóvenes antes del golpe de 1976 y designó al inefable Milani como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas”. “No voy a caer en la ingenuidad ilusoria de pedir coherencia si simplemente hace falta ver las declaraciones de ayer y de hoy del Presidente sobre su Vice para advertir su ausencia. Pero pretendo informar a la opinión pública de la sinrazón jurídica de un Proyecto arbitrario e inconstitucional, y la finalidad última de la proscripción del Dr. Toledo”, le dijo a Diario Chaco.
 
En ese sentido, analizó que “las condiciones de elegibilidad y remoción de los Ministros del Superior Tribunal están regladas por la Constitución del Chaco 1957-1994 (Arts. 154 y 157), que nada establece sobre la Presidencia, ni consagra condiciones especiales para su ejercicio. La Presidencia del Superior Tribunal es rotativa, se ejerce por un año y es elegida por los Ministros del superior Tribunal de Justicia”.
 
Carlos Leunda
 
Entonces, aseguró sin titubear que “establecer condiciones de elegibilidad no previstas en la Constitución es inconstitucional e infringe el principio de división de poderes al atribuirse el Poder Legislativo capacidad de veto o inhabilidad para ejercer la Presidencia de otro poder del Estado” y puso sobre la mesa el Artículo 151 de CP, que reza: “El Poder Judicial tendrá todo el imperio necesario para afirmar y mantener su inviolabilidad funcional e independencia frente a los otros poderes del estado”.
 
"Asistimos a un proyecto absurdo, inconstitucional y violatoria de la división de poderes"
 
"El Dr. Toledo ejerció la Presidencia del Superior Tribunal en tres oportunidades de modo que se trata de un planteo antojadizo y extemporáneo respecto a un tema jurídicamente consolidado por la preclusión y los precedentes”, consideró y afirmó que “el Poder Judicial en el Chaco no tuvo graves conflictos de poderes ni con las Presidencias de Toledo o cualquiera de sus Ministros, de modo que no se advierte la finalidad de una intromisión violatoria de su independencia e inviolabilidad funcional”.
 
Para finalizar sus argumentaciones en contra de la iniciativa oficialista, dijo que “en suma, asistimos a un proyecto absurdo, inconstitucional y violatoria de la división de poderes que pareciera que pretende hacer ruido en materia de defensa de derechos humanos. ‘Dime de lo presumes y te diré de lo que careces’”, cerró el constitucionalista.
 
“NO SÉ SI CONTRIBUYE A DILUCIDAR RESPONSABILIDADES”
 
El que también se refirió al respecto fue Juan Penchansky, quien cuenta con una larga trayectoria en defensa de los derechos humanos ya que fue abogado del Comité de Prevención contra la Tortura de Chaco.
 
Penchansky arrancó expresando que “creo que tienen derecho a plantearlo en el modo que lo hacen, confío en la honestidad y sinceridad del proyecto, sobre todo porque encabeza las firmas el diputado Pedrini respecto de quién tengo el mejor de los conceptos y la mayor confianza”.
 
"Lo importante sería ver si realmente Toledo ha estado involucrado en violaciones a derechos humanos"
 
Pero aclaró que “no sé si realmente contribuye a las motivaciones que se expresan en el proyecto de ley, que es dilucidar las responsabilidades por las violaciones de los derechos humanos durante la dictadura”.
 
Me parece que lo importante sería ver en todo caso si realmente el doctor Toledo, o el que fuere, ha estado involucrado en causas por violaciones a derechos humanos o en denuncias por violaciones a los derechos humanos, yo no tengo registro de eso con respecto al doctor Toledo”, agregó.
 
Juan Penchansky
 
Consideró también que lo “importante es que en primer lugar tienen -los diputados- todo el derecho de expresarse a través de las iniciativas que les parezca, debatirlo en el ámbito legislativo y lograr la sanción de la ley o no lograr la mayoría, son las reglas de la democracia”, aunque repitió que “no sé si esto contribuye".
 
También remarcó que “no es la primera vez que el doctor Toledo desde que fue designado en el cargo de integrante del Superior Tribunal de Justicia va a ocupar el cargo de Presidente” y afirmó: “Siempre estuvo disponible para cualquiera las acciones del artículo 36 de la Constitución Nacional, que es la que establece el imperio constitucional, de tal manera que cualquiera que haya usurpado cargos o funciones de la Constitución Nacional o de las Constituciones Provinciales puede ser sancionado. Esa es una vía que siempre estuvo disponible desde la reforma de 1994, sin embargo nadie tampoco la utilizó”.
 
"No me suscita entusiasmo"
 
"En la dictadura hubo 30.000 desaparecidos, el horror de la tortura, la angustia de los familiares, todavía por suerte siguen las actividades de Abuelas y Madres de plaza de Mayo, ahora, no sé si de esta manera vamos a contribuir a eso o no", apuntó también.
 
"No me suscita ese entusiasmo de saber que con una ley que lo excluya a Toledo de la presidencia vamos a contribuir a dilucidad responsabilidades por las violaciones a los derechos humanos”, resumió Penchansky, quien al ser consultado respecto a la constitucionalidad de la iniciativa, dijo que “si es sancionada habrá que ver si el Ejecutivo la promulga y después habrá que ver si resiste los cuestionamientos sobre su constitucionalidad", aunque prefirió no ahondar al respecto.
 
“SIN LUGAR A DUDAS VA A SER INCONSTITUCIONAL”
 
Por último, Hilario José Bistoletti también atacó fuerte a la iniciativa. Sin rodeos, indicó que para él “del mismo proyecto surge que son conscientes que no pueden inmiscuirse en las funciones de otro poder, porque los fundamentos del mismo proyecto desarrollan que se tendría que modificar la Constitución de la Provincia a los efectos de poder establecer un impedimento de esa naturaleza”.
 
Por lo tanto entiendo que es totalmente improcedente, que si puede ser ministro del STJ perfectamente puede ser electo presidente, porque lo eligen los otros integrantes y hoy por hoy no hay ningún impedimento que no permita esto”, añadió.
 
"Es un proyecto descabellado"
 
Es una cuestión simplemente personal hacia el doctor Toledo, creo que es un proyecto que indudablemente busca un efecto mediático más que algo que verdaderamente sirva a la comunidad”, apuntó y remarcó que “se están metiendo en una cuestión que es exclusiva del Poder Judicial, porque el Poder Judicial es el que elige su presidente año a año, de hecho el doctor Toledo en otra oportunidad ya fue presidente”.
 
Hilario José Bistoletti
 
Es por eso que consideró “una ley descabellada”, y que “en realidad busca tener un impacto político y no tener un efecto real”. De aprobarse, “sin lugar a dudas va a ser inconstitucional, porque ellos mismos lo reconocen”, dijo.
 
"Busca tener un impacto político, no un efecto real"
 
Por otra parte, también sumó otro motivo por el que la ley sería inconstitucional, además de lo ya nombrado, y es que para Bistoletti “también sería inconstitucional porque se están inmiscuyendo en atribuciones que son propias de otro poder, no guarda la independencia que debe haber entre poderes”.
 
El Legislativo no puede establecer quién es o quién puede ser o establecer requisitos para quién puede ser o no electo presidente del STJ”, dijo y cerró: “Por las dos vías, no tiene sentido la ley, ya sea por los mismos fundamentos que dan o porque se están entrometiendo en atribuciones específicas de otro poder”.
 

Notas relacionadas