Viernes, 13 Marzo, 2020 - 15:43

España declara "estado de alarma" para movilizar todos sus recursos ante el avance del coronavirus

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, anunció hoy la declaración de "estado de alarma" en España a partir de mañana y durante 15 días ante la pandemia de coronavirus, dando un salto en la gestión de la crisis sanitaria tras casi dos semanas de políticas de contención gradual, que no evitaron el aumento de los contagios y las muertes.

En el último día la crisis se desbordó con más de 1.200 nuevos contagios, lo que elevó la cifra total de personas afectadas por el Covid-19 en España a 4.209, mientras las víctima fatales ascendieron a 120.

La epidemia está cambiando de forma abrupta la dinámica de un país que es destino de millones de turistas de todo el mundo y cuyos ciudadanos están acostumbrados a una vida cultural intensa y en las calles.

El coronavirus golpeó también al gobierno, con dos contagios confirmados entre sus miembros, obligó a suspender la actividad el Parlamento, y puso en alerta a los reyes, que se sometieron a pruebas y dieron negativo.

A pesar de la resistencia de los ciudadanos a abandonar sus actividades cotidianas y a la psicosis que llevó al desabastecimiento de algunos supermercados, la mayor preocupación de las autoridades sigue siendo contener cuanto antes el avance del Covid-19 para evitar que se colapse aún más el sistema sanitario.

"Quédate en casa", es el mensaje de la campaña que lazaron los médicos madrileños a través de las redes sociales para frenar la expansión de la enfermedad, declarada esta semana pandemia por la Organización Mundial de la Salud.

El rápido contagio saturó ya a los hospitales de la Comunidad de Madrid, cuyas autoridades ordenaron hoy el cierre de todos los comercios de la región menos farmacias, supermercados y quioscos.

El gobierno del norteño País Vasco, la segunda región con más contagios, declaró "emergencia sanitaria", mientras Cataluña confinó cuatro zonas con brotes importantes y advirtió que el siguiente paso era el aislamiento total.

Los responsables políticos de otras regiones menos afectadas presionan para que la región de Madrid o el Ejecutivo central ordenen el confinamiento de la población, al no conseguir frenar los contagios, y ante los desplazamiento que se están produciendo de las zonas de transmisión alta a otras menos comprometidas.

De hecho, las autoridades de Murcia ordenaron el confinamiento de toda la zona costera, ante la "irresponsabilidad" del "gran número de personas procedentes de la Comunidad de Madrid que se han tomado la cuarentena como unas vacaciones", según denunció el presidente regional, Fernando López Miras.

La decisión desató críticas en las redes sociales, pero las autoridades de Valencia también advirtieron de este fenómeno en sus costas, provocado por actitudes de "insensatez".

En este contexto, Sánchez anunció que mañana el Consejo de Ministro aprobará el "estado de alarma" por 15 días sin precisar las medidas que contendrá el decreto.

"Estamos solo en la primera fase de un combate que se libra en todo el mundo”, aseguró el líder socialista en una declaración institucional desde el Palacio de La Moncloa, sede del Ejecutivo en Madrid, que desde ayer funciona de forma remota debido a los contagios en el gobierno.

La medida de excepción, contemplada en la Constitución española ante una situación de catástrofe o emergencia sanitaria, permite limitar temporalmente la circulación de personas en el territorio nacional o en parte de él, y movilizar recurso públicos y privados y al Ejército, entre otras medidas. También limitar el uso de servicios y artículos de primera necesidad.

“No es descartable que la semana que viene haya 10.000 contagios en España”, indicó Sánchez durante su intervención inédita por videoconferencia.

Sánchez reiteró que esta crisis sanitaria se superará con "unidad, responsabilidad y disciplina social".

En ese sentido, Sánchez urgió a la población a "cumplir a rajatabla las recomendaciones de los expertos", y a los jóvenes, les pidió especial "responsabilidad y colaboración" porque "pueden ser transmisores a las personas más vulnerables".

El gobierno español ya adoptó varias medidas restrictivas para la población para contener el avance del coronavirus, como la suspensión de las clases -que actualmente afecta más de 10 millones de estudiantes- y la postergación de eventos deportivos.

A estas se suman la cancelación de casi toda actividad cultural y la prohibición de las conexiones aéreas y por mar con Italia y Marruecos, pero todavía queda el último paso, que es el confinamiento total.

El pueblo de Haro, en La Rioja, con casi 12.000 habitantes, lleva seis días bajo confinamiento, mientras anoche se adoptó igual medida para unos 70.000 catalanes, por un brote en la ciudad de Igualada, que obligó al cierre también de otros tres municipios de la provincia de Barcelona.

La alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau, quien se encuentra en cuarentena de forma preventiva tras mantener contacto con una persona contagiada, reiteró su llamado a los barceloneses para que bajen el ritmo de su actividad, y no vayan a restaurante y bares. "Si no se hace de forma voluntaria, la administración tendrá que intervenir", advirtió en declaraciones a la radio RAC-1.

La crisis del coronovirus está provocando asimismo un fuerte impacto económico, sobre todo en el sector turístico, que estima grandes pérdidas y que representa el 12,3% del PBI.

Fuente: 
Télam