Domingo, 1 Noviembre, 2020 - 19:56

Escribanía Municipal, un gasto innecesario para la ciudad
Heriberto Fabián Regojo (*)

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El Consejo Municipal de la Ciudad de Resistencia se encuentra analizando la im-plementación de la Escribanía Municipal, con el fundamento principal en facilitar la regularización dominial de miles de inmuebles, principalmente destinados a vi-viendas sociales. 
 
Si bien la Carta Orgánica Municipal prevé la figura en los Artículos 166 y siguien-tes, nunca se implementó por cuestiones de presupuesto. Lo que no se está con-siderando es que la misma fue sancionada en el año 2000, habiendo cambiado las circunstancias en estos 20 años, en primer lugar porque, con posterioridad a su incorporación, precisamente en el año 2010, el Gobierno Provincial creo so-lamente en la Ciudad de Resistencia 170 Registros Notariales, sin consideración del número de habitantes. Esto implica que el servicio notarial está sobradamen-te cubierto en la Ciudad e incluso excedido en número, cuestión que los funcio-narios no pueden desconocer. 
 
Es de público conocimiento el trabajo que inicio en el año 2014 el actual Inten-dente de la Ciudad de Resistencia y el Colegio de Escribanos del Chaco, mediante la suscripción de un convenio para la Regularización de inmuebles Urbanos, en ese entonces el Señor Gustavo Martínez se desempeñaba como Ministerio de Desarrollo Urbano y Territorial de la Provincia, tarea que luego continuo el ac-tual secretario de obras públicas del Municipio, Arquitecto Guillermo Monzón. 
 
Dicho convenio se ejecutó con exitosos resultados, habiéndose regularizado más de 1000 inmuebles de asentamientos en la ciudad de Resistencia y a muy bajo costo para el Estado Provincial, con la colaboración de una gran cantidad escri-banos voluntarios que conforman la nómina de Regularizadores, dispuestos a cumplir profesionalmente la función social requerida, con indicativos mínimos. Es decir, el notariado del Chaco se encuentra comprometido con la tarea social de otorgar títulos de dominio a las familias de la Ciudad que lo necesiten.                     
                                                                                                       
Como contribuyente es inentendible  que se piense en invertir en una estructura millonaria, cuando sabemos existen un sin número de necesidades prioritarias para la Ciudad, como cloacas, pavimento, mejoramiento de espacios verdes, iluminación, tratamientos de residuos, seguridad ambiental, etc. Y cuando en realidad esta necesidad puede ser cubierta por escribanos regularizadores de Registro de manera ágil y económica, con costos muy por debajo de los necesa-rios para la implementación de la escribanía municipal y su mantenimiento.                                           
 
Lamentablemente las propuestas siempre se orientan hacia el aumento del gasto público mediante la creación de cargos. ¿Cuáles serán los sueldos del escribano titular y adscriptos? ¿y del personal a cargo? ¿se tuvo en cuenta los costos de encuadernación y resguardo de Protocolos? Una vez satisfecho el objetivo de la titularización de inmuebles a regularizar, ¿Que harán con esa costosa estructura? 
 
No puedo dejar de considerar además la situación de muchos profesionales con oficinas habilitadas, con gastos fijos, que se verían afectados directamente, ya que se vislumbra que la ordenanza permitirá la realización de un sin número de actos notariales, lo que configuraría una clara invasión por parte del municipio a las competencias propias de la función notarial.
 
La Escribanía Municipal, así regulada, adolecería además de falta de imparciali-dad e independencia, condiciones esenciales de la función notarial, principios que surgen de la prohibición establecida del artículo 291 del Código Civil y Co-mercial de la Nación, ya que el Escribano Municipal y sus adscriptos serán de-pendientes de una de las partes que intervienen en el acto jurídico. Se dejaría al ciudadano vulnerable e indefenso jurídicamente, se lo priva de un escribano im-parcial, que asegure sus derechos y prevenga litigios. 
 
Es también llamativa la quietud del Consejo Directivo del Colegio de Escribanos en este asunto, que hace meses se viene publicando en los medios y que afecta directamente a las competencias propias del notario y la falta de exposición pú-blica de argumentos como los expuestos.  
 
NUEVOS PARADIGMAS 
 
Superado el escollo de la “ocupación ilegitima de cargos” por mandatos cadu-cos, que lamentablemente está atravesando la Institución y que no es el tema que nos ocupa en esta oportunidad, el notariado Chaqueño deberá emprender en breve un profundo cambio de paradigma en el ejercicio profesional, pero que sin duda dará agilidad al servicio con las mismas cualidades de certeza. No es una opción, es una realidad que se impone y es inminente. La blockchain y la efectiva utilización de la firma digital, comportará una nueva forma de dar fe pública por parte de los notarios. Ello hará a las operaciones más agiles en tiem-po y distancias, dotando al trafico inmobiliario de mayor celeridad, por lo que implementar una Escribanía Municipal en estos tiempos, es una idea del pasado, un retroceso, un despropósito. 
 
Cabe recordar en éste sentido, que durante mi gestión a cargo de la Presidencia, fuimos el Cuarto Colegio de Escribanos a nivel nacional  en constituirnos en Au-toridad de Registro en firma digital dependiente de la ONTI, siendo hoy solo ocho Colegios Notariales en el Pais los que lograron tal delegación y el único Co-legio Profesional de la Provincia que brinda este servicio, lo que evidencia que el notariado Chaqueño puede estar a la altura de los cambios que exigen los nue-vos paradigmas tecnológicos.  
 
Por todo lo expuesto, como ciudadano y como escribano en ejercicio, no puedo dejar de expresar mi total y enérgico rechazo a dicho proyecto de implementa-ción de la Escribanía Municipal, y solicitó públicamente a los representantes mu-nicipales que NO excluyan a los escribanos  sino que trabajen juntos con noso-tros, permitiendo que el notariado Chaqueño los ayude en la concreción de tales objetivos, porque estamos capacitados, y dispuestos a hacerlo.
 
(*) Escribano. Ex Presidente Colegio de Escribanos de la Provincia del Chaco y Caja Notarial del Chaco 2014-2016 y 2016-2018