Lunes, 16 Marzo, 2020 - 12:42

Homicidio del periodista
“Es falso que se haya secuestrado un arma”, asegura la familia de Marcos Misiaszek

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El abogado de la familia de Marcos Misiaszek, Juan Antonio Piñero, junto con los padres del periodista asesinado en un robo en Resistencia, llegaron a la redacción de Diario Chaco para aclarar sobre información “falsa” que fue emitida desde el Ministerio de Seguridad en cuanto a la causa, dar detalles sobre el avance del proceso judicial y reflexionar sobre el sistema de seguridad de la provincia.

En primer lugar el abogado querellante denunció que “es falso” el dato vertido en el portal oficial de gobierno la semana pasada sobre “el secuestro de un arma que correspondería con la que intervino en el hecho” en el que fue asesinado el periodista y músico chaqueño.

Piñero, quien es también tío de Marcos, explicó que para corroborar dicha información pidió al Equipo Fiscal N° 13 que introduzca dicho hallazgo a la causa pero desde la Fiscalía desmintieron la existencia de un arma relacionada al asesinato del joven de 30 años.

El documento, firmado por el fiscal Lucio Otero, indica textualmente que “… dicha noticia no es auténtica toda vez que no se ha procedido al secuestro del arma en la presente causa y que éste Ministerio Público no hace públicos sus actos investigativos y mucho menos a través de página web alguna”.

“Más allá del avance de la causa, lo que es falso es que se haya secuestrado un arma. Lo preocupante es que un dato técnico, vinculado a una causa de homicidio de tanta trascendencia, como es tener el arma sea falso y venga del organismo oficial que maneja la seguridad en la provincia”, se lamentó el abogado.

Y reiteró que “no existe tal secuestro” y sostuvo que “en la jerga judicial, este tipo de temas no tiene mayor trascendencia porque lo dice el fiscal, pero si es preocupante para la familia porque en un homicidio tener el arma es tener prácticamente cerrado todo el circuito”.

En cuanto al proceso judicial, Piñero afirmó que está avanzando. “La investigación está bien conducida, no tenemos nada para reclamar a la Justicia”, agregó.

No obstante, recalcó que lo preocupantes es la información falsa vertida por el Ministerio de Seguridad. “Con la intervención del fiscal de la causa, hemos cerrado ese capítulo. Cuando vimos la noticia, pensamos que esto era así por eso pedimos que se incorporara y bueno nos sorprendemos con esto. A partir de ahí, está cerrado para nosotros”.  

En el mismo sentido, llamó a “la extrema preocupación por parte de la ministra de Seguridad que esto esté pasando en su sitio oficial”. Y, resaltó que “curiosamente” la publicación oficial se dio posterior a la reunión que mantuvo la ministra con la familia el lunes pasado.

“Si le hemos preguntado respecto de las acciones pero no estaba en conocimiento directo de las acciones judiciales”, aseguró.

LA CAUSA

Consultado por la causa, Piñero reconoció que “está avanzada”. Recordó que “hay dos personas no solo detenidas sino, en lenguaje técnico-jurídico, están aprehendidas, que es el paso siguiente a la detención. Que es cuando el Ministerio Público Fiscal entiende que en principio tiene elementos para prolongar esa detención y transformarla en aprehensión”.

Adelantó además que “debe estar próxima a resolverse la situación procesal de ellos respecto de si le decretan o no la prisión preventiva y estamos al aguardo de la incorporación al expediente de informes técnicos, que con premura se ordenaron”.

Asimismo, enumeró que “hay un informe inicial de autopsia pero falta el informe final, sé que están pedidos los informes de balística, que se hacen sobre las vainas servidas que se encontraron, los informes de dermotest, y estamos al aguardo que se incorporen”.

En ese sentido, se mostró expectante de que esta semana haya “novedades de importancia en cuanto al giro de la causa”.

Detalló además que “las vainas servidas que se juntaron en el lugar fueron cuatro iniciales y una posterior, en una inspección que se hizo a primeras horas de la tarde del día del hecho”.

“A Marcos le impactó una bala aparentemente, que fue mortal porque tocó un sistema arterial en la ingle que es sumamente mortal. Se desangró por dentro y murió desangrado por dentro, no se trata de tiempo ya que la herida era mortal”, aclaró su madre.

Consultado sobre si finalmente los dos atacantes lograron sustraerle algún bien a Marcos, Piñero confirmó que “el celular fue robado” y añadió: “Presumo que el resto no se consumó por la pronta intervención de vecinos y de alguna otra persona que está dentro de la investigación, que tal vez generó en esta gente la necesidad de irse rápidamente del lugar. Al menos es lo que las pruebas estarían indicando hasta este momento”.

“Si le robaron el celular y no fue hallado en los allanamientos que se realizaron”, aseveró el abogado y confirmó que la principal hipótesis del hecho “es un homicidio agravado, así está caratulada la causa, así fueron indagados los detenidos. En principio seguirá así, salvo que surja alguna otra situación”.

En cuanto a los antecedentes de los detenidos, Piñero explicó que “son dos personas con antecedentes para el común de la gente, pero para quienes estamos dentro del mundo del derecho no serían antecedentes”.

“Pero para que la gente entienda, los detenidos tienen antecedentes por abuso de armas, por algún otro delito vinculado con las personas y la propiedad, curiosamente, hechos recientes. Es decir, hay antecedentes de septiembre, diciembre y enero, con lo cual merecerá alguna reflexión en alguna otra etapa del proceso”, adelantó.

SEGURIDAD Y AUSENCIA DEL ESTADO

Ante la pregunta de si estas personas, teniendo en cuenta sus antecedentes, deberían estar detenidas, Piñero indicó que “los antecedentes en sí mismos no generan detención, lo que generan detención es la investigación de un hecho delictivo”.

Sin embargo, cuestionó, tal como se lo transmitió a la ministra, que “si una persona en redes sociales en redes sociales está exhibiendo un arma nueve milímetros (como lo hizo uno de los detenidos por el asesinato de Marcos), la fuerza de seguridad o el Ministerio o la Justicia no pueden miran esto simplemente como una exhibición de arma y no entienden que lo que está exhibiendo es un arma de las reglamentaria que utiliza la Policía de la provincia, un arma con alto poder de generar daño en el físico de cualquier persona”.

“Tal vez, lo que hay no es una mirada respecto de la seguridad en su concepción de seguridad y que demanda la ciudadanía sino una mirada exclusivamente técnica. El delito no amerita la detención, pero si tal vez otras medidas, allanamientos, tener una vigilancia respecto de las personas que ostentan armas”, reflexionó y añadió: “Si nos quedamos con la cuestión técnica del delito, me parece que no estamos viendo lo que nos está pasando como sociedad”.

Comentó también que en el encuentro con la ministra “literalmente” le expresaron que “si ella estaba sentada frente a nosotros es porque hubo un fracaso de su gestión y si las cosas no cambiaban desde lo conceptual, iba a seguir sentada frente a otras personas e iban a seguir fracasando”.

Para Piñero, “hay que cambiar conceptualmente y tener una mirada diferente de la seguridad. Osea, la seguridad no es correr atrás del que comete un delito, es prevenir que no se cometan delitos”.

“Lamentablemente, la Justicia es represiva, actúa después de ocurrido el hecho y el Estado tiene el monopolio de la fuerza pública, así que tiene que hacerse cargo, tiene que tomar las actitudes y conductas acordes a lo que dice que está defendiendo, la vida y la propiedad. Son funcionarios políticos y para eso se postularon”, cuestionó.

Y, en esa línea, reflexionó sobre los puntos esenciales que deberían cambiar: “Lo que prima en la Policía es el verticalismo, es decir que reciben órdenes y las cumplen. Es decir, necesitamos funcionarios que sepan emitir órdenes, que entiendan la problemática”.

“Me parece una falta de respeto decirle a la sociedad que no hay recursos para tal o cual cosa pero cuando uno mira designaciones que se hacen en el ámbito del Estado, de gente que podría no estar designada y que debería estar en la actividad privada, se da cuenta que recursos hay. Lo que no hay es recursos para lo que debería haber”.

Cuestionó a su vez que son los propios vecinos quienes instalan cámara de seguridad porque el Estado no las tiene o no funcionan. Justamente, la familia de Marcos contó que instaló recientemente cámaras en su domicilio y que se resguardan ellos mismo y junto a los vecinos, ya que nada cambió en la zona tras el crimen del joven.

“Vamos a seguir con otros sistema de seguridad. Tenemos miedo, estamos preocupados. No salimos solos. Estamos en contacto entre nosotros y con los vecinos”, destacó la mamá del joven asesinado. Y se lamentó porque la zona, la esquina de las avenidas San Martín y Nicaragua, sigue a oscuras.

"Le pedimos a la ministra que coloquen una garita, porque es una zona muy oscura -avenida Nicaragua y avenida San Martín- pero nada de eso ocurrió. Pedimos iluminación, la zona es muy oscura solamente por intermedio de conocidos conseguimos que nos coloque un LED que se había quemado sobre Arbo y Blanco, y no sucedió", se quejó y añadió: "No se puede vivir así. Pedimos que corten los pastizales. ¿Qué tengo que hacer?". 
 

Notas relacionadas