Miércoles, 15 Abril, 2020 - 08:14

¿Eres una persona afortunada? Aprende a transformarte

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Somos muchas las personas que hablamos de buena o mala suerte. Se dice de la suerte que es el resultado de una acción, que puede ser bueno o malo. También se dice que ella, la suerte, la llevamos escrita al nacer y que va a permanecer inalterable hasta el fin de nuestros días.

Ciertamente, podemos encontrarnos en la vida con personas que son realmente unos desgraciados u otras que van de fortuna en fortuna. Se trata de personas que no suelen dar importancia a sus actos, o no les dan una intencionalidad a éstos. Por ejemplo, un conocido que pasa las horas jugando a 88 fortunes slots o máquinas tragamonedas gratis. En realidad, está jugando para pasar el rato y seguramente no está valorando si cobra muchos premios o no. En cambio, habrá personas que juegan y juegan, con el ánimo de hacerse millonario y lo único que hacen con ello es… perder.

Hay muchas maneras de tentar a la suerte y de ellas vamos a hablar en estas líneas.

Los amuletos

La fórmula más ancestral y oculta de tentar a la suerte ha sido la de echar mano de amuletos que nos ayuden a que esa suerte sea buena. La mayoría de personas pueden pensar que los amuletos son un engaño. Pero lo cierto es que tienen un fundamento psicológico: al llevar un amuleto, ganamos en seguridad y nuestra confianza en nosotros mismos y ello hace que hagamos las cosas con una actitud más optimista. Lo cierto es que los amuletos tienen una historia y un significado que resulta muy curioso conocer.

Cierto es que en un juego de azar esta actitud no es tan útil como la de llevar una estrategia para jugar, o también, analizar los resultados de varios sorteos para saber qué números tienen una mayor probabilidad de ser ganadores en un sorteo en concreto.

Los tramposos

La cuestión es que, en algunas ocasiones, esas personas tocadas por la fortuna han sido, en realidad unos tramposos. Hay delincuentes que estafan a personas inocentes, que falsifican documentos y, también, personas que han estafado a casinos.

Estafar a estas organizaciones parece imposible, pero en la historia hay un sinfín de delincuentes que han utilizado trucos sumamente sofisticados para conseguir pingües beneficios, eso sí, llevando a cabo una serie de trucos y estrategias prohibidos.

Cómo tener buena suerte

Según los expertos es posible tener buena suerte sin necesidad de cometer un delito o llevar un amuleto encima. El doctor Richard Wiseman escribió, en el año 2004 un libro titulado “Luck Factor”, que nos da la clave para conseguir esta buena suerte que buscamos.

Según este doctor, las personas sí pueden cambiar su suerte y que ella no es algo paranormal, sino que nosotros mismos podemos crear esa suerte con nuestros pensamientos y actitudes ante la vida. Este doctor nos da, además, siete consejos para tener buena suerte.

Consejos para tener buena suerte

El primer consejo que nos da Wiseman es que no nos quedemos quietos. Se trata de iniciar proyectos y aprender a solucionas los problemas que nos surjan sobre la marcha. Se trata, no tanto de que pensemos los pros y los contras de un negocio, sino que lo iniciemos y vayamos aprendiendo sobre los errores que vamos cometiendo.

Escuchar a nuestro interior

Una vez puesto en marcha, debemos ser capaces de escuchar a nuestra intuición y seguir el camino que nos marca. Obviamente, si queremos, por ejemolo, jugar en bolsa conviene que aprendamos a hacerlo, pero no saber no debe ser un freno. Podemos ir aprendiendo y utilizar las versiones demo de brokers online, por ejemplo, para ir poniendo nuestro aprendizaje en práctica.

Tienes que creer que es posible

Es mucho más posible que tengas buena suerte si crees que vas a tenerla. Se trata de un absoluto, es decir, no creer que puedes tenerla, sino que vas a tenerla. Este pensamiento es muy útil para tener perseverancia y no decaer en momentos negativos o malos.

Además, está demostrado que las personas que confían en algo ciegamente son mucho más productivas que las recelosas. En cierto sentido, esta es la base que sustenta el hecho de creer que un amuleto te va a proporcionar esa suerte que te falta.

Resiliencia

Este concepto es cada vez más utilizado por los psicólogos y coachers de todo el mundo. Definido en sencillas palabras, significa esa capacidad que debemos tener para levantarnos ante la adversidad.

El manejo de la adversidad diferencia a una persona afortunada de otra que no lo es tanto o nada. Ante las adversidades, hay que extraer el aprendizaje y seguir adelante y si eres una persona afortunada, también serás una persona resistente. Y viceversa.

Está claro que existe ese dicho de que “la suerte hay que buscarla”, y este libro puede ayudarnos mucho, no solo a buscarla, sino también a encontrarla.