Miércoles, 14 Noviembre, 2018 - 14:05

Entrega de RUBH en el Campo de Tiro: “Los vecinos obtendrán el título que tanto desean”, destacó Monzón

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El Ministro de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, Guillermo Monzón, entregó 150 certificados de Registro Único de Beneficiarios del Hábitat (RUBH), en la zona oeste de Resistencia, en la Chacra 138, continuando de esta manera con el proceso de regularización dominial enmarcado en el Plan Maestro del Campo de Tiro.  
 
“Por primera vez estas familias reciben una documentación por parte del Estado Provincial, mediante el Ministerio de Desarrollo Urbano, que es el primer paso en el proceso de regularización”, explicó el Ministro. 
 
Monzón destacó que esta política que lleva adelante el Gobierno de la Provincia en materia de regularización dominial “es un beneficio muy grande para estos vecinos y que se puede lograr, gracias a la articulación con la Presidencia del Concejo Municipal y con el Municipio de Resistencia, que nos permite hacer llevar a cabo este plan de trabajo, en conjunto con diferentes áreas del Estado. 
 
“Con este certificado se inicia un proceso para que las familias puedan tener su título de propiedad, además, en el transcurso pueden acceder a las conexiones formales de agua potable y electricidad, lo cual les brinda seguridad y una mejora sustancial en su calidad de vida”, aseguró.
 
CHACRA 138
 
La Chacra 138 del Ex Campo de Tiro, está ubicada entre las avenidas Alberdi, Hernandarias, Ushuaia y calle Charata (Canal 16). Cuenta con un total de 163 familias registradas, con un 10 % de superficie construida por distintos movimientos sociales y cooperativas. Las familias que habitan allí poseen servicio de infraestructura básica, de agua corriente en situación de informalidad, energía eléctrica en proceso de formalidad, además no cuentan con servicio de red cloacal.  
 
PLAN MAESTRO
 
El Plan Maestro Campo de Tiro es la herramienta adecuada para resolver integralmente el desarrollo urbano en pos de la integración social y la calidad de vida de la población. Son claves para la definición de estrategias y propuestas de desarrollo urbano, tanto para la urbanización de zonas rurales y periféricas, como también para la revitalización de espacios urbanos degradados.
 
El traspaso a la jurisdicción provincial, de 3950 hectáreas, abrió la posibilidad de contar con una significativa cantidad de tierra pública para encauzar mediante adecuados instrumentos de gestión urbana, el crecimiento y la expansión del Área Metropolitana del Gran Resistencia a partir de un plan de ordenamiento y desarrollo urbano para el sur de la ciudad.