Martes, 28 Enero, 2020 - 15:39

Entre protestas y celebraciones el Reino Unido abandona definitivamente la UE este viernes

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Después casi cuatro años de controversia y divisiones políticas, el Reino Unido dejará oficialmente este viernes la Unión Europea (UE), en medio de manifestaciones marcadas por la tristeza de los activistas pro europeos y una celebración muy poco suntuosa organizada por el gobierno británico y los partidarios que votaron el Brexit.

En ese escenario, miles de británicos y europeos que lucharon por la permanencia y la unión de Europa, se congregarán antes de las 11 de la noche, hora local, bajo la consigna, “se apagan las luces y se enciende una vela por la UE”.

La organización “À bientôt EU, hasta pronto”, informó que realizará una procesión desde Downing Street, la residencia oficial del gobierno británico, hasta la Comisión Europea en el centro de Londres que cerrará sus puertas el mismo 31 de enero.

Peter French, uno de los organizadores, en diálogo con Télam, contó que llegarán desde Bruselas tres automóviles Mini Cooper pintados de amarillo y negro con frases alusivas al Brexit, que traerán un regalo del Parlamento Europeo para el movimiento de reincorporación.

“Habrá alguien del Parlamento Europeo para darnos la bienvenida, seguido de discursos y cantos para despedirnos de nuestros amigos”, expresó.

También, el grupo de campaña North East for Europe, conformado por británicos que piensan que estar fuera del mercado único y la unión aduanera, es malo para el Reino Unido y para el noreste de Inglaterra en particular, se suma a la procesión.

“Las encuestas muestran que más de la mitad de la población no quiere el Brexit, así que una gran parte de nosotros se sentirá muy enojada y molesta el viernes”, expresó a Télam Louise Brown, integrante de North East for Europe.

“Llevaremos velas en la procesión de Londres para mostrar nuestra tristeza y que no nos vamos a ir y haremos campaña para volver a la UE. Tenemos gente que nos envía mensajes a nuestro grupo diciéndonos lo deprimidos que se sienten, incluso hasta con intentos de suicidios por culpa del Brexit”, afirmó.

Según consideró la activista, el noreste de Inglaterra será el más afectado económicamente por el Brexit.

Dijo que viajarán por más 300 millas (482 Kilómetros desde Newcastle) hasta Londres para mostrar su enojo por haber sido arrastrados fuera de la UE en contra de su voluntad. “Newcastle votó a favor de permanecer en la UE”, resaltó.

Mientras tanto, el gobierno británico, sin mucha pompa, proyectará con láser un reloj que reemplazará el tradicional sonido del Big Ben al tiempo que se iluminarán los edificios con los colores británicos cuando llegue la hora para la salida de la UE.

Como parte de la celebración entrará en circulación una moneda conmemorativa del Brexit y se espera que el primer ministro sea una de las primeras personas en recibir una de las piezas de 50 peniques recién acuñadas.

También se izarán las banderas de la Unión desde todos los mástiles de la Plaza del Parlamento para conmemorar el día del Brexit.

Como contraposición, la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, acérrima defensora de la permanencia ordenó a los funcionarios del parlamento escocés que mantengan la bandera europea izada después de que el Reino Unido abandone la UE.

Las organizaciones partidarias del Brexit habían planeado un mayor festejo, pero sus expectativas se vieron frustradas cuando se prohibió que suenen las campanadas del Big Ben y por el cual recaudaron más de 250 mil libras para terminar su restauración a tiempo.

También fueron prohibidos los fuegos artificiales, por el impacto que podrían tener en las aves.

En su lugar, el líder del Partido del Brexit, Nigel Farage, instó a todos los británicos a celebrar en sus terrazas con fuegos artificiales.

"Celebraremos a todos los que han hecho posible esta victoria monumental para la democracia, incluidos los políticos de izquierda y derecha, los activistas que entregaron panfletos bajo la lluvia, y los millones que acudieron a votar", dijo en una carta abierta.

Siguiendo esa línea, Andrew Rosindell, un parlamentario del Partido Conservador, organizó la fiesta en su distrito electoral de Romford, al este de Londres, pero sólo se consumirán bebidas del Reino Unido y la Commonwealth.

En junio de 2016, el 51,89 % de los británicos votaron por salir de la UE, contra el 48,11 % que votaron por permanecer y desde entonces el Reino Unido ha sido un país dividido.

Fuente: 
Télam