Viernes, 28 Febrero, 2020 - 13:17

Encontraron en Tierra del Fuego los restos de una mujer desaparecida en 2018

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los restos óseos de una mujer desaparecida hace dos años en Tierra del Fuego fueron encontrados por un equipo policial que realizaba tareas de reconocimiento en el Paso Garibaldi, un cordón de montañas ubicado entre las ciudades de Ushuaia y Río Grande, informaron hoy fuentes oficiales.

Según se explicó, los efectivos hallaron el cuerpo dentro del habitáculo de un vehículo marca Cherry que se había desbarrancado de la Ruta Nacional Nº3 y había caído desde 150 metros de altura, quedando oculto entre las rocas y la vegetación de la zona.

Tras identificar el rodado (modelo Tiggo de color gris, dominio AA162UA), las autoridades llegaron a la conclusión de que se trataba del utilizado por Flavia Marta Raurell, desaparecida desde el 9 de mayo de 2018 cuando salió de su vivienda en el auto.

El egreso del vehículo desde la ciudad de Ushuaia, por la Ruta 3, había quedado registrado por una cámara de seguridad ubicada en el destacamento policial de salida del ejido urbano, pero desde entonces no se sabía nada más de la mujer.

Los investigadores, en ese momento, informaron que el auto no había traspasado los pasos fronterizos a Chile, tanto en la zona de Radman (en el oeste de la provincia) como en San Sebastián (en el norte).

El operativo de búsqueda de Raurell incluyó entonces un rastrillaje de zonas rurales y bosques, en el que también se emplearon drones, sin ningún resultado hasta el hallazgo fortuito producido en las últimas horas.

Los integrantes del Grupo Especial de Búsqueda y Rescate de la policía fueguina realizaban tareas de reconocimiento del lugar cuando observaron partes del rodado y siguieron los rastros hasta dar con el coche que tenía el capot levantado y estaba apoyado contra un árbol, dijeron las fuentes consultadas.

También agregaron que la mujer había sido declarada en rebeldía por la Justicia al momento de su desaparición, luego de que incumpliera reglas de conducta derivadas de una causa penal por el robo a un kiosco.

Raurell había sido detenida en abril de 2018 acusada de ingresar a un comercio con el rostro tapado, para robar el dinero de la caja tras amenazar a la empleada, y escapar en una camioneta que finalmente fue interceptada por la policía tras una extensa persecución.

Fuente: 
Télam