Miércoles, 21 Noviembre, 2018 - 10:19

En la inauguración de un restaurante, Peppo destacó el fomento de la cultura y la identidad chaqueña

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El gobernador Domingo Peppo dejó inaugurado el restaurante ubicado en la planta baja de Casa de las Culturas, donde la firma chaqueña “La Petite Pattiserie”, lleva adelante un proyecto gastronómico con una fuerte impronta cultural. El lugar pretender sea el nexo entre las actividades que se desarrollan en la Casa, logrando una integración y atracción de las tradiciones provinciales.

“Felicitamos a la familia que lleva adelante la gestión de este espacio de inspiración, un lugar emblemático para la provincia y la cultura que hace a la diversidad del Chaco y nuestra identidad desde la gastronomía”, expresó el gobernador.

Durante el acto de apertura, el mandatario destacó el trabajo conjunto del Gobierno provincial con emprendimientos privados que dan empleo a los chaqueños. “Aquí está conjugado toda la industria chaqueña, eso nos hace sentir orgullo de lo que podemos hacer, dando herramientas a las pymes para que el sector crezca y que eso se vea reflejado en puestos de trabajo”, remarcó.

En esa línea, sostuvo que en este lugar “está representado el Chaco, la identidad local y fortalecimiento cultural”. Destacó que “es el esfuerzo de una familia; que tiene un acompañamiento del Estado pero es una inversión privada. Debemos valorar y entender que este es un espacio de inspiración para la gente del Chaco que tiene un gran talento y son grandes hacedores culturales”, concluyó.

Bar “La Petite”

El local gastronómico, es un emprendimiento, productivo, creativo, con premisas fuertes, que tiene un contenido cultural, que propende a la inclusión social, a la identidad local, a la participación ciudadana, al fortalecimiento cultural, promocionando a los artistas locales. También habrá una agenda de actividades culturales propias del local y que aseguren la concreción de dichas premisas, con lo que representa la administración de esta ambiciosa vidriera cultural y nexo entre el interior y exterior, mejorando la eficiencia, y apuntando a la calidad en los servicios y propuestas generadas. Además, de propuesta gastronómica del lugar, con productos orgánicos, salvajes y de estación.

Desde la administración del local tienen pensadas una serie de actividades desde Tejedores de Historias (Cuentacuentos), artistas plásticos, noches de tango y de chamamé, animación sociocultural; artes escénicas, noches de blus y Jazz hasta noches de stand up. Además se pretende realizar talleres y cursos de capacitación, con un enfoque diferente, para aprender disfrutando en un ambiente cultural, como así también muestras itinerantes, tanto de pintura, escultura, como además, muebles, lámparas, artesanía y todo objeto con diseño chaqueño.

“Un lugar especial para disfrutar de la gastronomía y la cultura local”

El presidente de Instituto de Cultura Héctor Bernabé se refirió a la concreción del proyecto gastronómico iniciado hace 16 meses como “un cambio necesario” planteado por el gobernador. Al respecto afirmó: “Estamos muy contentos porque a partir de hoy los resistencianos y los habitantes de toda la provincia tendrán un lugar especial para disfrutar de la gastronomía y la cultura local, en un mismo espacio”.

Acerca del flamante bar La Petite, el titular de la cartera Cultural destacó que se trata de “un espacio distinto y especial” para que la gente del interior y de la capital chaqueña y todas las figuras que visiten la ciudad y la Casa de las Culturas pueda disfrutar de lo que se hace en la provincia. Bernabé también destacó que “todos los productos que se utilizan en este emprendimiento son locales, siguiendo con la consigna de dar trabajo a la gente que vive en Chaco, en especial a los pequeños productores”.

Por otra parte, el presidente del Instituto de Cultura del Chaco explicó: “Queríamos que además de la propuesta general, la Casa de las Culturas tenga un nuevo espacio de literatura, con un perfil superador de lo que antes era conocido como el Garage”. Asimismo, reconoció que la obra inaugurada este martes representó “grandes charlas y disputas para que no falte nada”.

El Estado como tutor de emprendimientos privados

Uno de los propietarios de La Petite, Bruno Lugo se refirió a la inauguración de esta nueva sucursal como “un proyecto esperado, creyendo en nuestra provincia como tierra de oportunidades”. Acerca del flamante emprendimiento que consta de 4 ambientes, con un total 170 cubiertos, Lugo afirmó: “Esta apuesta es una posibilidad de mostrarle al Chaco que se puede conjugar en un mismo espacio gastronomía, arte, cultura, un poco de lo que somos”.

El empresario explicó: “Las comidas que ofreceremos reflejan distintas versiones del Chaco, como el monte, el río, la chacra”. Asimismo destacó que “es muy importante estar en Casa de las Culturas porque arquitectónicamente tiene mucha fuerza y es un emblema”; y remarcó: “Siempre apostamos a este lugar porque es vidriera del Chaco hacia el mundo”

Con la idea de incorporar todo lo que represente a la provincia en materia de arte, cultura, gastronomía y regionalidad, La Petite se propuso también “rescatar historia culinaria del Chaco y trasladarla al presente como un producto joven, con textura color y onda”, explicó uno de sus propietarios.

El 100% de los ingredientes utilizados provienen de productores locales, tanto de Resistencia como de otras ciudades. Además del servicio de gastronomía con identidad, el espacio cuenta con cafetería, bar, restaurante y la clásica pastelería reversionada, como por ejemplo la factura de yerba mate, diseñada por un chef local. Si bien la inversión en el nuevo espacio fue totalmente privada, Lugo valoró “la confianza y el empuje del Estado como tutor en un proyecto al cual aplicamos toda nuestra energía, experiencia y conocimiento